• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las medidas de seguridad se han intensificado ante la posible amenaza de nuevos ataques contra la capital francesa.

Las medidas de seguridad se han intensificado ante la posible amenaza de nuevos ataques contra la capital francesa. | Foto: cronicamendoza.com.

Publicado 16 noviembre 2015

Las autoridades estiman que entre los sospechosos aprehendidos estén personas ligadas al Estado Islámico.

El Ministerio de Interior de Francia, informó este lunes que al menos 23 personas fueron detenidas en las últimas horas por las fuerzas de seguridad del país, durante las redadas para localizar a los posibles sospechosos de los ataques terroristas del pasado viernes.

De acuerdo con el titular de este despacho, Bernard Cazeneuve, el procedimiento realizado en 19 de 100 departamentos existentes en la nación permitió también la incautación de 62 armas de fuego, algunas de alto calibre y uso bélico.

Cazeneuve, confirmó que desde el día de los ataques, se han ejecutado 104 arrestos domiciliarios y 168 registros que "permiten acelerar las investigaciones sobre los objetivos radicalizados y alimentar las informaciones que se poseen".

El ministro galo no aseguró que dentro de las detenciones estén los culpables de al menos 132 fallecidos, pero tampoco descartó que existan en el país vínculos entre bandas delictivas y grupos mercenarios. En este sentido, indicó que se encontró un domicilio relacionado con el tráfico de armas y grupos yihadistas.

Lea tambiénFiscal de París identifica a dos nuevos implicados en ataques

En dato:
La radio francesa RTL indicó este lunes que el ciudadano sirio de 27 años Abdelhamid Abaaoud sería el principal de los ataques del pasado viernes. Señala que sería uno de los miembros más activos del Estado Islámico en territorio sirio.
Agregó que uno de los participantes en los atentados, Salah Abdeslam, evadió los controles fronterizos cercanos a Bélgica y logró escapar del país pocas horas después del atentado. 

Explicó que el arsenal jurídico puesto en marcha por el Gobierno para luchar contra el terrorismo, ha permitido evitar desde la pasada primavera seis atentados, así como la expulsión de 34 presuntos terroristas o grupos que predican el odio.

 

Francia ha rechazado la entrada de 62 individuos por considerar que amenazan su seguridad, mientras que se han evitado 203 proyectos de salida al extranjero. Además, se ha retirado la nacionalidad a seis personas y se han bloqueado 87 portales web qie incitaban a la violencia.

De igual forma, el Ministerio de Interior indicó que prosiguen los expedientes de disolución de asociaciones culturales que esconden fines violentos y la búsqueda de mezquitas con iguales fines, cuyo cierre será decretado por el Ejecutivo en los próximos días. 

Lea también: Francia alerta sobre nuevos ataques en varios países

En contexto:
París (capital de Francia) fue escenario el pasado viernes de un múltiple atentado terrorista que acabó con la vida de más de 120 personas y dejó más de 350 heridos. Éste sería el peor ataque que sufre Francia desde la Segunda Guerra Mundial. 
Tras los hechos, el autodenominado Estado Islámico (EI) se atribuyó la autoría de los atentados que aseguran fueron “cuidadosamente estudiados”, y además se conoció que para este fin, los mercenarios utilizaron bombas, ametralladoras y después se hicieron estallar con cinturones explosivos.
En la nación rige un estado de urgencia decretado por el Presidente, que podría ser extendido por tres meses. 
Francia prometió vengar los sucedido y arremeter contra el EI sin misericordia. 
De acuerdo con analistas internacionales, estos ataques planificados son consecuencia del respaldo y financiamiento que han recibido los mercenarios por parte de las mismas naciones de Occidente que contribuyen con su expansión para tratar de derrocar al presidente sirio, por intereses geopolíticos y económicos. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.