• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hallan fosa clandestina en Cocula tras confesión de detenidos. (Foto: EFE)

Hallan fosa clandestina en Cocula tras confesión de detenidos. (Foto: EFE) | Foto: EFE

Publicado 29 octubre 2014

En el municipio de Cocula (Guerrero), peritos e investigadores analizan fosas donde sicarios del grupo criminal Guerreros Unidos, detenidos por las autoridades, señalaron que fueron concentrados los estudiantes capturados y desaparecidos el 26 de septiembre pasado.

El equipo de forenses mexicanos y argentinos continúan este miércoles con el proceso de identificación de restos humanos hallados en fosas clandestinas en el estado de Guerrero, donde esperan encontrar respuestas a la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Por su parte, el Procurador General de la República (PGR), Jesús Murillo, dijo que el presidente Enrique Peña Nieto prefiere la tardanza para poder llegar a la verdad, a adelantar versiones no comprobadas sobre los hechos.

Asimismo, indicó que hay declaraciones de que en ese lugar se concentraron los grupos que detuvieron a los estudiantes y se tomaron acciones diversas.

Las investigaciones en Cocula están en una zona es un barranco de unos 20 metros de profundidad donde antes funcionó el basurero municipal, según vistas aéreas tomadas por un canal de televisión local.

Por su parte el titular de la Secretaria de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio, informó que 10 mil efectivos de la PGR, el Ejército, la Marina de Guerra, la Policía Federal y Gendarmería Nacional están desplegados en Guerrero.

Implicados en los hechos

La desaparición de los estudiantes ocurrió el 26 de septiembre, luego que una manifestación estudiantil terminara con un enfrentamientos con diversos cuerpos de seguridad. Los normalistas, como se les conoce, protestaban contra la discriminación que sufren en la repartición de plazas en favor de escuelas urbanas por parte del Gobierno local.

Según las declaraciones de algunos de los 56 detenidos hasta ahora, tras los ataques a los estudiantes ordenados por el entonces alcalde del municipio de Iguala, José Luis Abarca, los 43 jóvenes fueron detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos.

Este lunes se produjeron las últimas cuatro detenciones de miembros del cártel. Dos confesaron que recibieron a los jóvenes de manos de policías y los otros dos admitieron haber participado como vigilantes del grupo criminal la noche de la desaparición.

Para conocer la cronología del Caso Iguala, pulsa aquí


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.