• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El mexicano junto al excampeón de los pesos pesados Mike Tyson (Foto: Archivo)

    El mexicano junto al excampeón de los pesos pesados Mike Tyson (Foto: Archivo)

  • Sulaimán entregando el cinturón del CMB al excampeón mundial Oscar De La Hoya (Foto: Archivo)

    Sulaimán entregando el cinturón del CMB al excampeón mundial Oscar De La Hoya (Foto: Archivo)

Publicado 17 enero 2014

El mexicano José Sulaimán Chagnon, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), falleció este jueves a los 82 años de edad en un hospital de la ciudad de Los Ángeles (oeste de Estados Unidos), donde fue sometido a una cirugía en el corazón, el pasado mes de septiembre.

Sulaimán, nacido en 1931 en Ciudad Victoria, estado mexicano de Tamaulipas (este), y presidente del CMB desde 1975 en Túnez. Su gestión se caracterizó por la humanización del boxeo, motivo por el cual fue un férreo defensor de sus protagonistas durante cuatro décadas.

"Sonó la campana final; el ganador de esta pelea, por decisión unánime... José Sulaimán Chagnón", destacó un comunicado del CMB sobre quien es considerado el máximo dirigente del deporte del boxeo profesional por las medidas a favor de la protección de los boxeadores.

La agencia EFE reseñó que las medidas que impulsó Sulaimán desde su elección “acabaron con la fama de brutalidad del pugilismo y lo convirtieron en un auténtico combate deportivo, en el cual la vida de los boxeadores siempre fue lo más importante”.

Además, logró ejecutar medidas como la reducción de 15 a 12 asaltos la duración de las peleas por un título mundial, así como también el cambio del pesaje del mismo día del combate a un día antes, para evitar el desgaste de los púgiles.

También decretó que los cuadriláteros colocara una cuarta cuerda alrededor para evitar daños por caídas y modificó los guantes para unir el pulgar y reducir lesiones oculares en los combatientes.

Igualmente, aumentó a 17 las categorías en el boxeo, para que los atletas no se forzaran a combatir en un peso que no iba de acuerdo con su constitución física y ordenó programas de vigilancia para los entrenamientos, evitando así excesos en las dietas.

Adicionalmente, Sulaimán estableció seguros de vida para boxeadores, programas de retiro, servicios médicos abajo y arriba del cuadrilátero y un programa de desarrollo de este deporte en todo el mundo.

El dirigente del CMB se trasladó a Los Ángeles a mediados de septiembre para someterse a finales de ese mismo mes a una cirugía del corazón, que le mantuvo desde entonces en la unidad de cuidados intensivos del hospital universitario de la ciudad.

Sulaimán estaba casado con Marta Saldívar, y tenía seis hijos: Héctor, José, Fernando, Lucy, Mauricio y Claudia, además de catorce nietos. Mauricio Sulaimán, su hijo, ocupa actualmente el cargo de secretario general del CMB, organismo fundado en 1963 en Ciudad de México.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.