• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 19 agosto 2015

Un coche bomba detonó contra una sede de las fuerzas de seguridad kurdas YPG y dejó, además, un saldo de 50 heridos.

Al menos unas 16 personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas este miércoles tras un atentado suicida que se perpetró en Qamishli (norte de Siria) contra una sede de las fuerzas de seguridad sirio-kurdas conocidas como Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Vea también→ Siria: Cese el fuego negociado fracasa en tres ciudades

Según informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un coche bomba fue detonado por el autodenominado Estado Islámico (EI) frente al centro de seguridad, lo que ocasionó, además, daños de infraestructura en toda el área adyacente.

Asimismo, se prevé que la cantidad de fallecidos aumente, debido a la gravedad de algunos heridos.

Lea aquí→ Siria desea que plan de paz no sea una excusa para intervención 

Qamishli es una ciudad de mayoría kurda, situada en la provincia de Al Hasakah (noreste), donde en los últimos meses, las fuerzas del YPG han obtenido una serie de éxitos en enfrentamientos al EI, y han recuperado algunos territorios, como la localidad de Tel Abiad, fronteriza con Turquía.

Lea también→ Vicecanciller sirio solicita cooperación de la ONU ante crisis

En contexto
Desde 2014, el autodenominado Estado Islámico declaró un califato en Siria e Irak y se ha apoderado de amplias partes del territorio.
El 18 de julio pasado, miembros de las milicias sirio-kurdas denunciaron al grupo terrorista por usar proyectiles cargados con componentes químicos durante sus ataques.
Según la denuncia, el EI empleó repetidamente gas cloro durante los enfrentamientos con las milicias kurdas en zonas del norte del país, así como contra posiciones kurdas en Irak.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.