• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Alcides Ghiggia era el único sobreviviente que quedaba de las dos selecciones que chocaron aquel 16 de julio de 1950.

Alcides Ghiggia era el único sobreviviente que quedaba de las dos selecciones que chocaron aquel 16 de julio de 1950. | Foto: Referí

Publicado 16 julio 2015

En 2010 celebró su cumpleaños número 84 en el Museo del Fútbol uruguayo a instancias de un empresario que impulsó la apertura de cuentas bancarias a su nombre como gratificación a su trayectoria.

El exfubolista Alcides Ghiggia falleció este jueves a los 88 años de un paro cardíaco en un hospital de Uruguay, casualmente  el día que se cumplen 65 años del gol, mejor conocido como el “Maracanazo”, que le dio la victoria a su selección ante Brasil en la final del Mundial de 1950.

La noticia fue confirmada  por su hijo Arcadio Ghiggia. En las próximas horas la familia dará más detalles sobre el velatorio y el sepelio. 

 El gol, marcado en el Maracaná a los 23 años, lo convirtió en héroe nacional y cambió su vida.

No deje de leer: Fallece otro jugador en el fútbol argentino

La muerte de Ghiggia significa, además, la desaparición del último de los jugadores que estuvieron presentes en aquella tarde del 16 de julio, que marcó el último título Mundial de Uruguay.

Ghiggia vivía en Las Piedras y en julio de 2012 sufrió un accidente por el cual resultó politraumatizado. Luego de varios meses de recuperación retomó a su vida normalmente.

El futbolista recibió varios homenajes a lo largo de su carrera, el último antes del partido ante Jordania por la vuelta del repechaje al Mundial.

Trayectoria: 
El gol de Alcides Ghiggia ante Brasil, conocido como el “Maracanazo”,  lo convirtió en héroe nacional y cambió su vida.
Nacido el 22 de diciembre de 1926, Ghiggia había dado sus primeros pasos en el deporte rey en 1948 en Peñarol, uno de los dos equipos grandes del fútbol uruguayo y con el que ganó el Campeonato Uruguayo en 1949, cuando formó parte de la denominada 'Máquina del 49'. También lo ganó en 1951.
Tras el prestigio ganado con el “Maracanazo”, en una época en la que muy pocos futbolistas suramericanos jugaban en Europa, Ghiggia partió en 1953 rumbo a Italia, contratado por la Roma. Permaneció allí nueve años, ocho de los cuales jugó con el equipo de esa nación y uno en el AC Milán, con el que obtuvo la Copa de Campeones de Europa en 1962-1963.
Nieto de italianos, Ghiggia obtuvo la ciudadanía de ese país e integró la selección 'azzurra', con la que anotó un gol.
Fue "un honor jugar en una selección que no era la mía", recordó en una entrevista de 2010 con AFP. "La única vez que yo me puse la camiseta celeste fue en ese Mundial (1950). Después no me citaron", seguramente porque "yo estaba en Italia y en aquella época los repatriados no se usaban", sostuvo entonces el exjugador.
Pese a tener 37 años, cuando regresó a su país jugó cinco años más en el local Danubio y se retiró poco antes de cumplir 42 años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.