• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El escándalo de corrupción en el máximo organismo de fútbol en el mundo ha obligado a una renovación continua de los dirigentes.

El escándalo de corrupción en el máximo organismo de fútbol en el mundo ha obligado a una renovación continua de los dirigentes. | Foto: Reuters

Publicado 10 mayo 2017

El Consejo de la FIFA decidió cambiar la directiva de la Comisión Ética, pese a existir numerosos casos abiertos, algunos en contra de altos funcionarios del organismo.

El Consejo de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) decidió este martes no renovar el mandato de los presidentes de la Comisión Ética, el alemán Hans-Joachim Eckert y el suizo Cornel Borbely.

En el marco de la salida de la presidencia del Comité, Borbely consideró que "no había necesidad" de renovar la dirigencia ya que la Comisión de Ética del organismo investiga "varios cientos" de posibles casos de delitos que involucran, en algunos casos, a altos funcionarios.

>> Fiscalía francesa investiga concesión de Mundiales de fútbol

"Investigamos varios cientos de casos y varios cientos todavía están pendientes y en curso en este momento", aseguró Borbely.

Asimismo, el funcionario manifestó, mediante una conferencia de prensa, que su salida representó "un retroceso para la lucha contra la corrupción", ya que ellos poseían conocimiento y experiencia en los casos que permanecen abiertos.

Borbely señaló que su salida de la Comisión fue un movimiento "políticamente pensado".

Por su parte, la FIFA emitió un comunicado en el que informó los nombramientos de la abogada colombiana María Claudia Rojas y el juez griego Vassilios Skouris como máximos dirigente del Comité de Ética.

Las nominaciones tanto de Rojas como de Skouris, junto con otras propuestas de los jefes de comités, serán sometidas a votación el próximo jueves durante el pleno del Congreso de la FIFA.

En Contexto

En 2015, varias docenas de funcionarios fueron acusados en Estados Unidos de estar relacionados con casos de corrupción, lo que provocó la mayor crisis de la FIFA, conocida como "Fifagate".

Entre los funcionarios involucrados estaban el presidente de la FIFA por entonces, Joseph Blatter, y el secretario general, Jerome Valcke, mientras que el actual presidente, Gianni Infantino, también fue investigado, pero no hubo indicios de delito.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.