• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los estudiantes de secundaria están siendo desalojados desde la noche del miércoles por orden del gobierno (Foto:Archivo)

Los estudiantes de secundaria están siendo desalojados desde la noche del miércoles por orden del gobierno (Foto:Archivo)

Publicado 6 marzo 2014

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) afirmaron este jueves, al culminar el ciclo de negociaciones de paz que se realizan en La Habana, que una política antidrogas en la región sólo funcionará si se sustenta en un acuerdo avalado por bloques como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Al finalizar el ciclo 22 de conversaciones de paz que el grupo armado adelanta con el gobierno colombiano en La Habana, el vocero de las FARC declaró a la prensa que una política antidrogas ''será posible si se sustenta en una acuerdo político subregional concebido como parte de los proyectos de integración'' como Unasur y Celac.

La corresponsal de teleSUR en La Habana, Rosario Ojeda, reportó que, tras finalizar este ciclo de conversaciones, las FARC entregaron un total de 50 propuestas ''en la mesa de coversaciones, al gobierno colombiano'', así como ''invitaron al gobierno a que también presenten sus propuestas''.

Este miércoles, el grupo insurgente propuso depurar las instituciones del Estado colombiano para acabar con las "estructuras narcoparamilitares" y negó una vez más tener participación en el narcotráfico.

Asimismo la agrupación negó que las FARC estén implicadas en el negocio del narcotráfico, como lo aseguran las autoridades de Colombia y Estados Unidos. "De eso se dice mucho todos los días porque hay una gran maquinaria mediática orientada a desprestigiar a la insurgencia", dijo.

En este ciclo de negociaciones, ambas delegaciones estuvieron discutiendo el tema de las drogas ilícitas, tercero de los seis puntos de la agenda de los diálogos de paz, iniciados en noviembre de 2012.

Hasta ahora ambas partes han consensuado los puntos de desarrollo rural y participación política. Quedan pendientes los temas de abandono de las armas, reparación de las víctimas y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo que ponga fin a un conflicto armado de más medio siglo en Colombia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.