• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las FARC se pronunció mediante un comunicado (Foto:EFE)

Las FARC se pronunció mediante un comunicado (Foto:EFE) | Foto: EFE

Publicado 25 noviembre 2014

Las FARC afirmaron que: “Las FARC han cumplido con los propósitos de la primera fase del Acuerdo Humanitario Especial, y a partir del momento enfocarán sus esfuerzos en la liberación del señor General Rubén Darío Alzáte”

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se pronunciaron mediante un comunicado tras la liberación en Arauca de los soldados Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz retenidos el pasado 9 de noviembre.

En Video: El perfil de estos dos soldados:

El grupo insurgente sostuvo que: “Fueron liberados por las FARC sanos y salvos en las llanuras del Arauca. Los dos militares, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Quirón, fueron entregados sin novedad a una misión humanitaria integrada por representantes de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y del CICR”.

De igual forma, hicieron referencia a la eventual liberación del general Rubén Darío Alzate. “Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil, se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas, trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes”, indicó el texto.

Lea a continuación el comunicado íntegro

Informamos a los colombianos, que los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, que habían sido capturados en combate el 9 de noviembre, fueron liberados por las FARC sanos y salvos en las llanuras del Arauca. Los dos militares, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Quirón, fueron entregados sin novedad a una misión humanitaria integrada por representantes de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y del CICR.

Las FARC han cumplido con los propósitos de la primera fase del Acuerdo Humanitario Especial, y a partir del momento enfocarán sus esfuerzos en la liberación del señor General Rubén Darío Alzáte, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, y de sus acompañantes, el suboficial José Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego. Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil, se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas, trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes.

Nos complace constatar que el sentimiento de paz y reconciliación, gana, cada día, más y más corazones y conciencias. La apuesta y la determinación de los colombianos por la paz con justicia social y democracia, debe convertirse en un raudal irresistible, como el del río Atrato.


Este lunes, las FARC también hicieron referencia en el texto al despliegue que mantiene el Ejército colombiano en el departamento del Chocó, lo que ha retrasado la liberación del general colombiano Rubén Darío Alzate y sus acompañantes. El grupo cuestiona que el Ministerio de Defensa lo presente “como un despliegue para proteger a la población” y denuncia que “además de bombardeos, desembarcos y sobrevuelos de inteligencia técnica, se han presentado choques terrestres con la guerrilla”.

Lea: Gobierno colombiano no despejará áreas de liberaciones

“Esperamos que el ministerio de Defensa, actúe con prudencia y sindéresis para no obstruir la liberación del general Rubén Darío Alzáte, el suboficial José Rodríguez Contreras y Gloria Urrego”, reitera el texto.

En contexto

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, suspendió el pasado domingo los Diálogos de Paz que se mantenían con las FARC-EP desde noviembre de 2012 por la retención del general Rubén Darío Alzate.

Posteriormente las FARC-EP confirmó el suceso y mostró su disposición de liberar al general, quien el pasado domingo violó los protocolos de seguridad al entrar en una zona roja del departamento del Chocó (oeste) vestido de civil.

Desde el pasado 12 de noviembre de 2012 se lleva a cabo el proceso de paz en La Habana. El conflicto armado en la nación suramericana ha dejado casi cuatro millones de desplazados y 600 mil muertos en aproximadamente 50 años, en cuyo proceso también han participado grupos insurgentes, paramilitares de derecha y organizaciones relacionadas con el narcotráfico.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.