• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miembros del Gobierno y la FARC-EP en un  encuentro en La Habana, Cuba.

Miembros del Gobierno y la FARC-EP en un encuentro en La Habana, Cuba.

Publicado 4 junio 2015

La insurgencia aseguró que la vía política es la más factible para poner punto final a la confrontación.

Carlos Lozada, comandante guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Ejército del Pueblo (FARC-EP), aseveró que insistirán en los diálogos pacificadores como vía para poner fin al conflicto armado colombiano, a pesar de los desacuerdos y contrariedades, pero sin imposiciones ni ultimátum por parte del Gobierno del país neogranadino.

La insurgencia aseguró que la vía más factible para poner punto final a la confrontación es la política y rechazó los intentos de precipitar cualquier negociación con el gobierno.

Con presiones militares, el Ejecutivo no logrará imponer en la mesa de concertación unos plazos ajenos a las complejidades de los problemas a resolver, agregó el vocero en declaraciones que publica este jueves el semanario colombiano Voz.

El portavoz de la FARC-EP mencionó que los procesos de paz anteriores no se lograron por sucesos generados en el entorno de lucha entre ambas partes, por lo que acordar suspender todas las hostilidades es la forma adecuada de proteger y llevar a cabo tales gestiones.

La paz con justicia social no será una dádiva de la oligarquía, tendremos que conquistarla en la más ardua batalla contra sus enemigos, enfatizó Lozada.

En Contexto
Las partes involucradas en el conflicto se encuentran en negociaciones y diálogos desde 2012 en La Habana, Cuba, donde tratan de hallar una solución al conflicto de más de medio siglo.
El diálogo ha avanzado en temas como reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas. Faltan otros puntos como la reparación a las víctimas y el propio fin del conflicto, que incluye dejación de las armas, desmovilización y reincorporación a la sociedad de la insurgencia.
Hace unas semanas el Gobierno colombiano decidió bombardear los campamentos de las FARC-EP, por lo que los insurgentes abandonaron el cese el fuego que se había prolongado por cinco meses.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.