• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 9 noviembre 2015

Las fuerzas insurgentes instaron al Gobierno colombiano a detener algunas operaciones militares que se llevan a cabo en varios territorios del país. 

El representante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia–Ejército del Pueblo (FARC-EP), Iván Márquez, solicitó al Gobierno de Juan Manuel Santos, una tregua bilateral previa al cese definitivo del conflicto armado en el país.

“Le proponemos al Gobierno y al país entrar ya, sin condiciones que sólo suscitan desconfianza, en una tregua bilateral previa, como paso gradual al cese del fuego bilateral y definitivo que ya estamos mirando en el horizonte próximo”, leyó en un comunicado el jefe de la Delegación de Paz de la guerrilla.

Márquez indicó que esto será posible sólo si existe voluntad política de las partes involucradas, “nosotros la hemos demostrado y ahora agregamos el deseo del salvar el proceso, queremos desescalar el conflicto”.

Lea tambiénSenador Cepeda asegura que el paramilitarismo atenta contra la Paz del país.

En dato:
Las FARC-EP presentaron el pasado sábado a través de un comunicado una serie de propuestas que permiten a este grupo insurgente transformarse en un movimiento político, una vez que se firme el acuerdo de paz para la nación suramericana.
Entre los objetivos propuestos, la guerrilla exige al menos en dos períodos la asignación directa de curules en el Congreso de la República, en Asambleas Departamentales y Concejos Municipales.

Su vocero afirmó que esta lucha radica en ver el inicio de las transformaciones sociales, que permitan superar la miseria, la desigualdad y la carencia de la democracia para el reverdecimiento de la fraternidad, “queremos alcanzar la Paz”, enfatizó.

La propuesta de las FARC-EP, se dio a conocer al final de una reunión que se desarrolló en La Habana, Cuba, entre su delegación y el Frente Amplio por la Paz.

Lea también: Acuerdo de paz entre las FARC-EP y el Gobierno es avanzado

En el encuentro, surgieron varias solicitudes elevadas al Gobierno colombiano donde destaca:

-Cambiar la formación militar por formación política en las escuelas militares, no reclutar más personas para sus filas.

-No adquirir más armas, no producir más explosivos, no realizar campañas invitando a la desmovilización.

-No ofrecer recompensas y suspender retenes a la población civil.

La exsenadora Piedad Córdoba y el congresitas Iván Cepeda, se sumaron a la mesa de negociación para mediar en el necesario sostenimiento del cese unilateral al fuego decretado por la FARC-EP desde el 20 de julio del presente año.

 

Lea también:FARC propuso plan para transformarse en movimiento político

En contexto: 
La pasada semana, el Senado de Colombia eliminó la potestad del presidente del país de nombrar a integrantes de la Comisión Legislativa para la Paz que no sean congresistas, lo cual impide que en ese cuerpo puedan participar delegados de las FARC-EP.
La decisión generó el rechazo de la guerrilla y de algunos sectores que apuestan por el desescalamiento del conflicto armado en el país y la paz para millones de colombianos azotados por el conflicto que tiene vigente más de 50 años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.