• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La insurgencia propone un plan de acción para desmontar el paramilitarismo.

La insurgencia propone un plan de acción para desmontar el paramilitarismo. | Foto: AFP

Publicado 29 noviembre 2015



La insurgencia exige que se reconozca la existencia y funcionamiento de estructuras criminales de contrainsurgencia para lograr una paz verdadera.

La delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), instaron una vez más al Gobierno colombiano a que desmonte el paramilitarismo en la nación suramericana.

A través de un comunicado, la delegación que participa en la mesa de conversaciones de paz, dio a conocer una serie de iniciativas enmarcadas en la Redefinición de la política de seguridad del Estado en la que pidieron la conformación de una “unidad especializada de investigación y análisis para el desmonte del paramilitarismo”.

El grupo insurgente propone que para este fin es necesario un informe sobre la cartografía actual de las estructuras criminales de contrainsurgencia, especialmente de carácter paramilitar.

Lea » Extienden los diálogos en La Habana por la paz en Colombia

Las FARC-EP solicitan además al Gobierno que se formule y se ponga en marcha del "Plan de acción para el desmonte del paramilitarismo”, el cual deberá ser verificable en metas y tiempos, y en cumplimiento de compromisos por parte del Estado, indica el comunicado.

Para que esto se logre, la guerrilla propone una legislación de emergencia para el desmonte del paramilitarismo y la protección frente al surgimiento de nuevas estructuras de contrainsurgencia.

“Las partes diseñarán los lineamientos generales para el desarrollo de una normatividad especial y de emergencia que, como parte esencial de la nueva política de seguridad humana integral del Estado, contribuya al proceso de desmonte efectivo e inmediato de estructuras paramilitares”, señala el texto, citado por Prensa Latina.

EN CONTEXTO
La guerrilla ha exhortado al Gobierno colombiano, en varias reuniones enmarcadas en los Diálogos de paz, a redefinir su política de seguridad y acabar con el paramilitarismo para alcanzar una paz verdadera. 
Exigen además reconocer la existencia  y funcionamiento de estructuras criminales de contrainsurgencia, que deben dejar de operar, entre ellas figuran grupos narcotraficantes y mafiosos. Las partes buscan firmar el acuerdo definitivo de paz antes de marzo de 2016. 
El pasado 25 de noviembre, el máximo líder de las FARC – EP, Timoleón Jiménez, aceptó la propuesta del Estado colombiano de acelerar las discusiones de paz que se vienen realizando en la ciudad de La Habana, Cuba para poner fin al conflicto colombiano.

LEA TAMBIÉN:

FARC-EP acepta cónclave para acelerar la paz en Colombia


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.