• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El tercer grupo de víctimas llegó a La Habana desde el miércoles (Foto:EFE)

    El tercer grupo de víctimas llegó a La Habana desde el miércoles (Foto:EFE)

Publicado 2 octubre 2014

Las FARC-EP solicitaron al Gobierno colombiano garantizar protección a los tres grupos de víctimas del conflicto armado que han querido entregar su testimonio en Cuba y contribuir con el proceso de paz.

Negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en La Habana, exigieron este jueves al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, adoptar "medidas eficaces para acabar con las amenazas que reciben las víctimas del conflicto armado" que viajan a la nación caribeña para formar parte de la Mesa de Diálogo. 

Las FARC-EP pidieron garantizar la protección al tercer grupo de víctimas que llegaron este jueves a la capital cubana para entregar su testimonio y contribuir con el proceso de paz, que adelantan con el Gobierno desde noviembre de 2012. 

"Expresamos nuestra solidaridad y apoyo a estas nuevas víctimas y a sus familiares y amigos, y reclamamos a las autoridades colombianas que pongan en marcha medidas eficaces para acabar con esta situación y castigar a sus responsables", señalaron las FARC-EP en un comunicado publicado en su web oficial.

La petición coincide con la denuncia que hizo el director de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia, Fabrizio Hochchild, de amenazas contra tres de las víctimas que han viajado a Cuba para entrevistarse con representantes de las FARC-EP. Dos miembros del equipo organizador recibieron amenazas de muerte por participar en los diálogos de paz. 

"Otras siete personas  fueron objeto de ataques personales, insultos y calumnias a través de la prensa y redes sociales. Es obvio que la gran parte de esas amenazas viene de grupos que rechazan el proceso de paz. Reiteramos la petición de que todo tipo de oposición se mantenga en el marco legal", pidió el funcionario de la ONU, tras acotar que las amenazas provienen también de grupos paramilitares. 

El grupo insurgente saludó la llegada de la tercera delegación de víctimas con esperanzas de paz, y conversaron con los negociadores sobre el conflicto armado en una sesión a puertas cerradas en el El Laguito, donde se hospedan dignatarios extranjeros.

Ya las FARC-EP habían advertido al Gobierno en un comunicado de que como resultado del proceso deben ser reconocidas "las víctimas colectivas en cabeza" de organizaciones políticas, sindicales, de derechos humanos y de mujeres, así como las campesinas, indígenas y afrodescendientes.

Entre las víctimas que llegaron este jueves se encuentran Alan Jara y el general retirado Luis Mendieta, además de la excandidata presidencial de izquierda Aída Avella, que padeció atentados de agentes del Estado y del ELN.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.