• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 3 mayo 2015

El vocero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Jesús Santrich, aclaró que la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad no debe equipararse a un organismo judicial.

El vocero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Jesús Santrich, señaló este domingo en La Habana (Cuba) que para alcanzar la paz en Colombia es preciso el esclarecimiento de la verdad.

“La construcción de la paz en Colombia, obliga a esclarecer la verdad sobre los hechos ocurridos durante la confrontación política, social y armada, con sus causalidades y sus consecuencias, lo cual implica precisar el papel jugado por los distintos intervinientes, en el caso de las FARC-EP en el ejercicio del derecho a la rebelión, y exige al ofrecimiento de sólidas garantías de no repetición”, indicó Santrich.

Santrich explicó que la comisión del esclarecimiento de la verdad y de la no repetición no debe ser equiparada con un órgano judicial, sino que “se trata de un mecanismo extrajudicial de investigación, esclarecimiento y sanción”.

El vocero de las FARC-EP también señaló que para el cumplimiento de este mandato es importante abrir los archivos donde se encuentra la documentación que permitirá esclarecer lo ocurrido.

Santrich manifestó que uno de los puntos que debe tratar la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad es el desmontaje del paramilitarismo. “El desmonte de tal fenómeno, tiene que iniciarse desde ya. De ahí que en función del resarcimiento de las víctimas y la prevención de nuevas victimizaciones, persistamos en nuestra exigencia de estructurar de inmediato, a instancias de la Mesa de Conversaciones, una Comisión para el Esclarecimiento y Desmonte del Paramilitarismo”.

En contexto
El ciclo 36 de los Diálogo de Paz que se desarrollan en La Habana (Cuba) entre las FARC-EP y el Gobierno colombiano continuaron este domingo con el tema central de las víctimas del conflicto armado.

La última jornada del ciclo concluyó con posiciones encontradas entre el Gobierno colombiano y el grupo insurgente con relación a las aspersiones aéreas con glifosato, un herbicida cancerígeno usado para acabar con los cultivos ilícitos en la nación.

Las FARC afirmaron su rechazo a las fumigaciones con glifosato y saludaron el debate luego de la recomendación del Ministerio de Salud de suspender las aspersiones con ese químico.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.