• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El exmandatario ofreció una reunión privada con empresarios y diplomáticos cubanos sobre la inversión extranjera que se busca atraer a la isla para dinamizar su economía (Foto: trabajadores.cu)

    El exmandatario ofreció una reunión privada con empresarios y diplomáticos cubanos sobre la inversión extranjera que se busca atraer a la isla para dinamizar su economía (Foto: trabajadores.cu)

Publicado 27 febrero 2014

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, culminó este jueves una visita de tres días a Cuba, donde trató con las autoridades del país varios temas relacionados con la economía, así como las inversiones extranjeras y el desarrollo agrícola.

“Queremos hacer todo lo que sea posible para ayudar no solamente a Cuba, sino a otros países latinoamericanos y africanos en su desarrollo”, expresó Da silva durante la visita realizada a una empresa agropecuaria que aplica conocimientos técnicos para que aplica conocimientos técnicos para la explotación de la industria.

Otro de los lugares visitados por el líder brasileño fue el puerto comercial de Mariel, en pleno proceso de construcción, gracias al financiamiento conjunto de los gobiernos de Cuba y Brasil.

Lula ofreció a los trabajadores del campo la realización de varios seminarios de instrucción para mejorar la producción varios rubros agrícolas en su país. Luego de ello, presidió una conferencia privada con diplomáticos y empresarios cubanos sobre la inversión internacional en nación caribeña.

La Asamblea Nacional de Cuba aprobó al año pasado una legislación especial que permite la inversión extranjera en el país y concedió el levantamiento del megapuerto de Mariel. Se espera que durante el mes de marzo se promueva una nueva ley de inversión extranjera que será más flexible que la actual.

El Puerto de Mariel es una de las obras de gran envergadura que realizan Cuba y Brasil con el objetivo de expandir y dinamizar la economía de la isla, tal y como lo señaló el líder Raúl Castro durante una asistencia a la Asamblea Nacional de ese país.

El costo total de la obra está valorado en 900 millones de dólares, de los cuales 640 son aportados por el gobierno de Brasil, que utilizará junto a Cuba la infraestructura para desarrollar el comercio internacional.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.