• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Para poder ser un refugiado se debe postular de forma remota y pasar por un proceso muy exhaustivo", explicó Pablo Baeza.

"Para poder ser un refugiado se debe postular de forma remota y pasar por un proceso muy exhaustivo", explicó Pablo Baeza. | Foto: EFE

Publicado 20 julio 2017

El Departamento de Seguridad de Estados Unidos investiga de manera exhaustiva a los solicitantes de asilo en territorio estadounidense, explicó el experto Pablo Baeza.

"Antes de que culminen estos cuatro años, creo que veremos más retórica y política nacionalistas por parte del presidente estadounidense Donald Trump", advirtieron activistas y expertos consultados por la agencia Sputnik Nóvosti.

La experta y escritora en leyes internacionales Carli Pierson sostuvo que el Gobierno de Trump "recién" está comenzando y afirmó que "la reducción del número de refugiados es tan sólo una parte de la agenda nacionalista".

El presidente norteamericano redujo a través de decretos el número de refugiados que pueden ingresar al territorio estadounidense en 2017 de 110.000 a 50.000, límite que se alcanzó el 12 de julio.

"Los refugiados y quienes buscan asilo son investigados más que cualquier otra persona que viaje a EE.UU. y puede tomar unos dos años todo el proceso", señaló Pierson.

"El proceso para ser refugiado dentro de Estados Unidos es muy largo y selectivo", dijo el coordinador en el Centro de Servicio de Nacionalidades en Filadelfia, Pablo Baeza, afiliado local del Comité Estadounidense para Refugiados e Inmigrantes (Uscri, por su sigla en inglés).

Baeza señaló que menos de uno por ciento de las personas que piden estatus de refugiado son aprobadas. "Para poder ser un refugiado, explicó, se debe postular de forma remota y pasar por un proceso muy exhaustivo", agregó.

Los solicitantes son blanco de una investigación en profundidad por parte del Departamento de Seguridad Nacional, proceso que puede durar año y medio.

Algunos refugiados tienen la opción de entrar al país a través de la demostración de una relación de "buena fe", la relación "bona fide" hace referencia a los refugiados con parientes cercanos que ya viven o tienen una oferta de trabajo en Estados Unidos, "los que tengan este tipo de contactos familiares no se verán afectados por las restricciones".

La otra opción es volver a postularse el próximo año fiscal que comienza en octubre dijo la abogada internacional Cali Pierson.

>> Abuelos y nietos exentos de veto migratorio de Donald Trump


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.