• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El exjefe del Mossad se opuso a la propuesta bélica de Benjamín Netanyahu contra Irán.

El exjefe del Mossad se opuso a la propuesta bélica de Benjamín Netanyahu contra Irán. | Foto: Haaretz

Publicado 10 junio 2015

Mier Dagan se negó a preparar un ataque contra Irán por considerar la medida ilegal. Netanyahu, por su parte, estaba dispuesto a utilizar armas nucleares para detener al país persa en su interés de desarrollar la tecnología nuclear.

El exjefe del Mossad (servicio de inteligencia) de Israel, Mier Dagan, admitió que se negó a preparar el ataque militar contra Irán en 2010, ya que la orden dada por el primer ministro Benjamin Netanyahu era “ilegal”. 

Dagan reconoció su error, luego de que el domingo un periodista del diario israelí, Jersusalem Post,  aseguró que él y el exjefe de las fuerzas de guerra (IDF), Gabi Ashkenazi, rechazaron preparar al régimen de Tel Aviv para un ataque inmediato contra la nación persa.

“En 2010, de acuerdo a un informe del 2012 en el programa de noticias israelí Uvda, nos dimos cuenta de que estos dos caballeros en este panel (Dagan y Ashkenazi) recibieron una orden para preparar a los soldados israelíes para un inminente ataque contra las instalaciones militares de Irán, y se negaron”, dijo la columnista Caroline Glick durante la Conferencia Anual de Jerusalem Post.

Ese año Irán sufrió un ataque cibernético, considerado el mayor de la historia,  por parte de EE.UU. e Israel

El exjefe de inteligencia israelí, respondió al periodista en una entrevista realizada durante la Conferencia, que la “orden era ilegal”. Sin embargo, Glick prosiguió preguntándole: “A usted se le ordenó el gabinete de seguridad” y Dagan puso fin a la discusión diciendo: “Usted no estaba ahí y no sabe lo que ocurrió”.

Ante la tensión que generó la discusión, Ashkenazi justificó la respuesta de Dagan afirmando que nunca hubo una decisión para atacar Irán y que él no cree que hubiera sido prudente hacerlo.

Dagan y  Ashkenazi en la Conferencia Anual del Jerusalem Post. Foto: TJP

En 2010, Netanyahu ordenó elevar el nivel de alerta de las Fuerzas Armadas a 'P-Plus', que equivalía a un estado de guerra inminente, para atacar las instalaciones nucleares de Irán.

El primer ministro israelí decidió atacar el proyecto nuclear de Irán en una reunión ministerial con el entonces ministro de Defensa, Ehud Barak. Dagan renunció después de aquella reunión por no aceptar los planes de ataque unilateral israelí contra la nación persa, y del enfoque agresivo de Netanyahu y Barak.

Netanyahu reiteró en 2012 a la prensa internacional que estaba "dispuesto, si hace falta" a atacar Irán para detener su programa nuclear. 

"Si soy reelegido como primer ministro no permitiré que Irán fabrique una bomba nuclear". "Soy capaz de apretar el botón, si tengo que hacerlo. Espero que no sea necesario", dijo el primer ministro israelí 

DATO >»  El pasado 18 de marzo, Netanyahu fue elegido nuevamente como jefe de Gobierno del régimen de Tel Aviv. Semanas después ratificó en el Congreso de Estados Unidos (uno de sus principales aliados) que el programa nuclear iraní debe ser eliminado y se mostró reacio a las negociaciones del país persa con el Grupo de los 5 +1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania).

No dejes de leer >» Obama y Netanyahu difieren sobre programa nuclear iraní
 

Occidente ha sostenido desde 2012, sin presentar pruebas, que Irán pretende conseguir una bomba atómica, motivo que ha sido utilizado como excusa para imponer una serie de sanciones al país para que cancele su programa.

Teherán (capital iraní) ha negado estas acusaciones y ha insistido que su programa nuclear tiene fines exclusivamente pacíficos.

Tanto Dagan como Ashkenazi deberán testificar ante el parlamento israelí por sus comentarios sobre el ataque a Irán, informó el lunes el diputado Yinon Magal.

En Contexto

En marzo, el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Alí Lariyani, dijo que en caso de que Israel y EE.UU. lleven una ataque militar en contra de su nación, recibirán la respuesta contundente y multilateral de las Fuerzas Armadas de Irán.

Recordó que “el historial del régimen de Israel incluye cientos de ataques terroristas, asesinatos de grandes personajes y torturas de miles de presos palestinos”, y aseguró que la oposición de Netanyahu a un posible acuerdo final sobre el programa de energía nuclear iraní develó la verdadera postura de Israel. “

Si el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) que se presenta como representante de la comunidad internacional logra un acuerdo con Irán, el régimen de Tel Aviv no lo aceptaría y estaría dispuesto a atacar solo a Irán”, señaló.

Condenó, por otra parte, el “show político” del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el día martes en el Congreso de Estados Unidos sobre el programa de energía nuclear iraní. “Su discurso corrobora la incapacidad y la preocupación del régimen de Tel Aviv, pues en las últimas tres décadas ha registrado una disminución diaria de su poderío”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.