• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario boliviano, Evo Morales, encabezó un acto público para recordar el cese de hostilidades del conflicto que se dio entre 1932 y 1935.

El mandatario boliviano, Evo Morales, encabezó un acto público para recordar el cese de hostilidades del conflicto que se dio entre 1932 y 1935. | Foto: ABI

Publicado 14 junio 2015

El presidente boliviano, Evo Morales, señaló que los campesinos y los soldados tanto de Bolivia como de Paraguay fueron los más afectados durante el conflicto. 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, conmemoró este domingo los 80 años del cese de hostilidades de la Guerra del Chaco, que enfrentó a Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935, en un acto público llevado a cabo en Villa Montes, ubicado en la región sureña de Tarija, al tiempo que lamentó la ausencia de su homólogo paraguayo, Horacio Cartes, quien no pudo asistir por problemas climatológicos.

El mandatario atribuyó la contienda a las petroleras Estándar Oil de Estados Unidos, afincada en Bolivia, y la Shell que representaba a Inglaterra y Holanda, en Paraguay, por el control del negocio de los hidrocarburos.

“Si hacemos una profunda evaluación con seguridad no ha sido una guerra de los pueblos de Paraguay con Bolivia, la historia demuestra que el 31 de julio de 1932 entre el Ejército de Paraguay y Bolivia comenzaron esa guerra pero a la cabeza y provocadas por las petroleras”, manifestó el presidente.

Lea también: Bolivia no es EE.UU. para ser refugio de delincuentes

“Las guerras han sido de las oligarquías de nuestros países y de trasnacionales petroleras de dos países desarrollados (...) La disputa era quién roba más el petróleo, Inglaterra o Estados Unidos, y (entre) sus empresas petroleras, quién gana más plata de nuestros recursos naturales", destacó el Jefe de Estado.

En este sentido, el mandatario defendió las nacionalizaciones de los recursos naturales que ha autorizado en su gestión porque gracias a estas políticas la economía boliviana ha crecido.

Por su parte, el embajador paraguayo en Bolivia, Julio César Vera, destacó que a 80 años del cese de hostilidades, Bolivia y Paraguay han enterrado para siempre las banderas de guerra y consideró que "eso se magnifica por la excelente relación que existe entre ambos países y sus presidentes”.

En contexto
Durante la Guerra del Chaco, Bolivia movilizó 250 mil soldados y Paraguay 120 mil. Muchos historiadores afirman que unos 50 mil bolivianos perdieron la vida, mientras que en Paraguay el número de bajas alcanzó los 40 mil.

El 12 de junio de 1935 se suscribió en la Argentina el protocolo que dio fin a la Guerra del Chaco y el 14 de ese mes cesó el fuego.

Lea también

Evo Morales: Países europeos deben liberarse de EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.