• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 10 julio 2015

El Sumo Pontífice se despidió de Bolivia este viernes, para luego partir a Paraguay, donde finalizará su gira por Suramérica el próximo lunes 13 de julio.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó al pueblo de esa nación como "muy disciplinado" y "religioso", durante la estadía del papa Francisco.

En una rueda de prensa ofrecida luego de despedir al Sumo Pontífice en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru de Santa Cruz de la Sierra, el mandatario mostró su satisfacción tras escuchar en el discurso del líder de la Iglesia católica "las coincidencias sobre la vida, la madre tierra, sobre el plantea y también sobre los programas sociales". "Las reflexiones que nos dejaron, con su presencia nos ha fortalecido... por lo tanto es nuestra obligación seguir trabajando por el bien de nuestro pueblo".

Asimismo, agradeció la visita de las personas de otras nacionalidades y saludó a los movimientos sociales por su participación.

En contexto

La visita del papa Francisco a Bolivia inició el pasado miércoles 8 de julio, cuando fue recibido por el presidente Morales, autoridades de esa nación y una multitud de gente que esperaba por recibir el mensaje de líder católico.

En el primer día de su estadía, el papa recordó al jesuita, Luis Espinal Camps, asesinado por la dictadura militar de Bolivia en marzo de 1980. Luego se dirigió a Santa Cruz de la Sierra, donde el jueves ofició una misa en la plaza de Cristo Redentor, donde invitó a cambiar la lógica del descarte por la lógica de la comunidad.

“Es una invitación que resuena con fuerza, no es necesario excluir a nadie, no es necesario que nadie se vaya, basta de descartes”, enfatizó.

Tras la misa, el obispo de Roma se encontró con los religiosos y seminaristas en la escuela Don Bosco. Desde allí, exhortó a los religiosos a sensibilizarse ante la injusticia y no naturalizarla, como considera se ha hecho hasta ahora.

Después acudió al Encuentro Mundial de los Movimientos Populares en el recinto ferial de la Expo y señaló que cuando el capital se convierte en "ídolo arruina la sociedad y condena al hombre".

La agenda del sumo pontífice en Bolivia también incluyó una visita al Centro de Rehabilitación de Palmasola, en el departamento de Santa Cruz de la Sierra, donde resaltó el hecho de que la reclusión no es lo mismo que exclusión, pues la reclusión forma parte de un proceso de reinserción en la sociedad.

También en su último día de estadía en Bolivia, el papa Francisco se reunió con los obispos de esa nación.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.