• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El ritual reúne a representantes de las tres etnias más importantes del país: la aymara, quechua y guaraní. (Foto: Archivo)

    El ritual reúne a representantes de las tres etnias más importantes del país: la aymara, quechua y guaraní. (Foto: Archivo)

Publicado 21 junio 2014

El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió este sábado al despuntar el sol, el Lucero del Alba o solsticio de invierno, en un ritual declarado por los bolivianos como el Nuevo Año andino amazónico.

En el sitio arqueológico de El Fuerte de Samaipata, ubicado a 120 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia, el mandatario alzó sus brazos para recibir la energía de los primeros rayos del sol como señala la tradición del Lucero del Alba, propio de la cultura guaraní, que se celebra cada 21 de junio.

Esta fecha fue declarada como feriado nacional en 2009 por el Gobierno de Morales.

Cada gestión el solsticio de invierno en las ruinas arqueológicas de El Fuerte de Samaipata reúne a representantes de las tres etnias más importantes del país: la aymara, quechua y guaraní.

El Fuerte de Samaipata es una construcción arqueológica que fue nombrada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera igualmente recibió este sábado el Nuevo Año andino amazónico cinco mil 522. En medio de música y danza, García Linera alzó sus brazos para recibir la energía de los primeros rayos, en el marco de la tradición ancestral.

Las actividades en Tiahuanaco, a 72 kms de La Paz, comenzaron este viernes con una ceremonia en el sitio arqueológico, para pedir permiso a la “Pachamama” (Madre Tierra) para la celebración que coincide con el solsticio del invierno austral.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.