• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Grecia celebrará el 5 de julio un referendo para que el pueblo decida si acepta o no el pre-acuerdo con los acreedores.

Grecia celebrará el 5 de julio un referendo para que el pueblo decida si acepta o no el pre-acuerdo con los acreedores. | Foto: AFP

Publicado 27 junio 2015

El Gobierno griego reiteró que no aceptará amenazas en las negociaciones para desbloquear el último tramo de la deuda.

Representantes del Eurogrupo sostienen un encuentro este sábado para analizar un plan B de la oferta de los acreedores a Grecia, en un escenario trastocado por el anuncio de referendo hecho por el primer ministro Alexis Tsipras. 

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, calificó como "triste" la decisión de Grecia de celebrar un referendo el próximo 5 de julio sobre el futuro de su programa de rescate. Indicó que el anuncio cerró la puerta a nuevas negociaciones.

LEA AQUÍ → Parlamento griego: la deuda es ilegal, ilegítima y abominable

"El gobierno griego ha rechazado al parecer nuestras últimas propuestas ... que es una decisión triste para Grecia, ya que se ha cerrado la puerta a nuevas conversaciones”, dijo Dijsselbloem.

El ministro alemán Wolfgang Schäuble dijo que con el anuncio de un referendo sobre las propuestas de los acreedores, el gobierno griego "rompió unilateralmente las negociaciones".

"No hay más base para unas negociaciones", acotó. "Ninguno de mis colegas con los que he hablado ve posibilidad alguna de lo que podemos hacer ahora", añadió.

La Comisión Europea mostró una postura más optimista. El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseveró que "un acuerdo no está fuera de alcance".

Moscovici indicó que las ofertas presentadas son "favorables para Grecia y el pueblo griego". Asimismo, señaló que las diferencias entre ambas partes "son bastante limitadas y están bien identificadas".

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, dijo que "seguirán trabajando" con las otras instituciones acreedoras de Atenas para "restaurar la estabilidad y la independencia financiera de Grecia y permitir el desarrollo del crecimiento y de la competitividad del país".

 

LEA TAMBIÉN:

El papel de Alemania en la deuda griega


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.