• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los ciudadanos mexicanos se encuentran indignados ante la ineptitud de las autoridades estadales. (Foto:Reuters)

Los ciudadanos mexicanos se encuentran indignados ante la ineptitud de las autoridades estadales. (Foto:Reuters)

Publicado 8 noviembre 2014

El Palacio de Gobierno y el Congreso estatal de Guerrero fue escenario de protestas ante la indignación por la poca respuesta de las autoridades estadales en la desaparición de los 43 normalistas. Los jóvenes rechazan, al igual que los padres de los normalistas, la versión oficial sobre el caso y piden el retorno con vida de los desaparecidos.

Residentes y estudiantes del estado Guerrero protestaron este sábado frente al Palacio de Gobierno de esa entidad por los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, y reclamaron que se profundizen las investigaciones sobre este caso.

Cerca de las 17H30 hora local (00H30 GMT) los estudiantes de varias escuelas de Guerrero llegaron en autobuses a la entidad ubicada en Chilpancingo, capital del estado, y comenzaron a lanzar piedras ante la ineptitud de las autoridades de responder por los normalistas desaparecidos.

Además, incendiaron varios vehículos que se encontraban estacionados dentro de los edificios, así como una patrulla policial y varias camionetas que estaban en su poder desde días previos.

La corresponsal de teleSUR, Aissa García, confirmó la manifestación que se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno y el Congreso estatal.

Con esta protesta, los estudiantes mostraron su indignación y rechazo a la información presentada este viernes por el Gobierno mexicano, que señaló la posibilidad de que los normalistas estén muertos.

De acuerdo al procurador general de México, Jesús Murillo Karam, en rueda de prensa este viernes, los estudiantes fueron secuestrados por la policía local de Iguala el 26 de septiembre y entregados a la banda criminal de los Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado y quemado hasta que solo quedaron cenizas.

A pesar de las declaraciones del Gobierno, los familiares de los jóvenes anunciaron ayer que no confían en las autoridades hasta que no haya pruebas concretas, por lo que anunciaron que van a luchar por la verdad de sus hijos desaparecidos.

Además, miles de personas mostraron su rechazo a las declaraciones de Murillo Karam, quien dijo al final de la rueda de prensa “Ya me cansé”, frase que se convirtió viral en las redes sociales.

Lee nuestro especial: Justicia para Ayotzinapa aquí.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.