• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El viceministro de Salud dijo que tomará medidas sobre este preocupante caso (Foto:Archivo)

    El viceministro de Salud dijo que tomará medidas sobre este preocupante caso (Foto:Archivo)

Publicado 23 abril 2014

El rechazo de un grupo de médicos de la ciudad de Salto (noroeste) a practicar el aborto a una menor con discapacidad mental que quedó en estado producto de una violación, ha causado descontento en organizaciones defensoras de los derechos humanos y de las mujeres en el país.

La organización Cotidiano Mujer emitió un comunicado en el que repudia la negativa de los médicos, la cual calificó como un hecho lamentable y pidieron a las autoridades "una investigación pertinente, sin perjuicio de otras acciones judiciales que se justifiquen".

En ese sentido, la coordinadora de la entidad que respalda las Naciones Unidas, Lilian Celiberti, dijo que los activistas están evaluando interponer una denuncia civil o penal a los médicos, pero todavía no han llegado a un acuerdo.

Tras la declaración del viceministro de Salud, Leonel Briozzo, que advirtió que tomarán medidas respecto a este caso, Cotidiano Mujer decidió manifestar su postura y anunciar una posible demanda legal.

"No puede pasar que se interrumpa la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes en un caso tan dramático como este en el que había una violación de por medio, situación prevista en el marco normativo anterior", indicó Briozzo.

Un informe presentado por la organización Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) revela que en la ciudad en Salto, "el 100 por ciento de los ginecólogos y ginecólogas realizaron objeción de conciencia" cuando se enfrentaron a peticiones de aborto legal, razón por la destinaron a una ginecóloga que viaja desde la capital dos veces por semana.

La joven discapacitada que había sido violada en febrero y que fue descubierto por una investigación periodística del Portal 180 de internet, luego de que informe de MYSU salió a la luz pública, no fue atendida en la ciudad y fue trasladada a Montevideo (capital), detalló Cotidiano Mujer.

En octubre de 2012, el Parlamento uruguayo aprobó una ley que despenaliza el aborto hasta la semana 12 de gestación, siempre que la mujer lo decida y bajo la supervisión del Estado. Aunque Celiberti recordó que las reglas anteriores ya permitían la interrupción del embarazo si había sido producto de un abuso sexual.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.