• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El director de Comunicación y Políticas Públicas de la Unión Americana de Libertades Civiles, Mike Brickner, dijo que el Congreso de EE.UU. debe estudiar la situación que viven muchos estadounidenses. (Foto: Archivo).

    El director de Comunicación y Políticas Públicas de la Unión Americana de Libertades Civiles, Mike Brickner, dijo que el Congreso de EE.UU. debe estudiar la situación que viven muchos estadounidenses. (Foto: Archivo).

Publicado 10 febrero 2014

Las leyes del Gobierno estadounidense se han convertido en un problema latente para los ciudadanos de escasos recursos, quienes son objeto de abusos por parte de los funcionarios del sistema judicial de ese país.

Así lo expresó este lunes el director de Comunicación y Políticas Públicas de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés), Mike Brickner, en respuesta a la realidad que viven las clases más desprotegidas de esa nación.

Sostuvo que en Estados Unidos miles de personas pueden ir a la cárcel por no tener dinero para pagar una multa de algún delito menor como; exceder el límite de velocidad al conducir o portar una licencia vencida.

Consideró fuera de lugar que exista una Constitución que se preste para que algunos funcionarios hagan mal uso de ella. Reveló que las personas que no tienen para pagar su multa, son enviadas a centros de reclusión en Georgia (sureste) y Washington (capital de EE.UU.).

“Casi siempre quienes van a prisión en estos casos, han perdido sus puestos de trabajo, han sido desalojados de sus viviendas, presentan problemas de salud y enfrentan crisis familiares”, dijo Brickner.

Añadió que en Estados Unidos si una persona no tiene los recursos para cancelar su infracción, se ve en la obligación de trabajar las 24 horas del día sólo con el objetivo de no ser enviado a una prisión. “El Congreso debe evaluar esta situación, no es justo arremeter contra la salud mental de ninguna persona”, subrayó.

“Para la ACLU estas sanciones de cárcel a deudores en Estados Unidos representan no sólo son una mala política pública, sino también son inconstitucionales”, expresó el articulista.

Estados Unidos enfrenta una crisis social desde hace varios años, la cual han tomado fuerza en los últimos meses tras las promesas incumplidas del mandatario, Barack Obama.

El Gobierno de Obama se ha encargado de promover la aplicación de las leyes migratorias de forma “humana” que le daría la nacionalidad a más de 11 millones de indocumentados que residen en ese país desde hace varios años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.