• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Yo tenía la licencia para que mi cliente disparase a un león con arco y flechas en el área en el que fue cazado", asegura un acompañante del estadounidese.

"Yo tenía la licencia para que mi cliente disparase a un león con arco y flechas en el área en el que fue cazado", asegura un acompañante del estadounidese. | Foto: EFE

Publicado 29 julio 2015

Walter James Palmer señaló que desconocía la importancia de Cecil, el león más viejo e insigne de Zimbabue.

Un estadounidense resultó ser el responsable de la cacería y decapitación del león más famoso y viejo de Zimbabue.

Walter James Palmer admitió que cazó a Cecil, como se le conocía al león, y alegó que actuó convencido de que era un acto legal para el que disponía de "todos los permisos".

Sin embargo, las autoridades del país africano iniciaron su búsqueda el pasado domingo alegando que sería acusado de cacería furtiva y aseguraron que el hombre habría cancelado 54 mil 800 dólares para ello.

"Que yo sepa, todo lo relacionado con el viaje fue legal y adecuadamente gestionado y conducido", aseveró Palmer, dentista residenciado en Minesota.

A través de un comunicado publicado este miércoles por medios estadounidenses, el cazador lamentó "profundamente que el ejercicio de una actividad (la caza) que amo y practico de forma responsable y legal resultara en la muerte de este león" el pasado 1 de julio en el parque Parque Nacional de Hwange.

Además, señaló que tenía licencia para cazar en el territorio y contaba con la guía de un profesional, Theo Bronkhorst, quien lo guió hasta Cecil, sin advertirle de la importancia que este tenía.

Ante la acusación del estadounidense, el cazador que le sirvió de guía y el agricultor Honesto Ndlovu, dueño de las tierras donde murió Cecil, comparececerán este miércoles ante los tribunales de la ciudad Victoria Falls para aclarar en qué circunstancias ocurrió el hecho.

Con esta acción el estadounidense se ha ganado el rechazo de personas alrededor del mundo.

 

 

Numerosas organizaciones proteccionistas de Zimbabue denuncian que el safari se realizó de formal ilegal.

El presidente de la Fuerza Especial para la Conservación de Zimbabue explicó que "Palmer disparó a Cecil con un arco y una flecha, pero este disparo no lo mató. Lo rastrearon hasta que lo volvieron a encontrar, 40 horas más tarde, y le volvieron a disparar con un arma". Agregó que para cazar al león de 13 años de edad, utilizaron una presa que lo atraería fuera del parque para abatirlo y que la cacería no fuera considerada ilegal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.