• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 12 junio 2015

El Gobierno norteamericano argumenta la instalación de bases militares en Irak con el supuesto combate al Estado Islámico. La ayuda estadounidense comprende entrenamiento logístico, pero no descartan también acciones de combate.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos (EE.UU.), conocido como El Pentágono tiene previsto abrir varias bases militares en Irak, informó este jueves el general del Estado Mayor del ejército de la nación norteamericano, Martin Dempsey.

El funcionario detalló que las bases que EE.UU. establecerá en Irak, tienen como objetivo albergar a militares estadounidenses que “entrenarán” a las tropas iraquíes en cuanto a logística, aunque no descartan que la ayuda también constituya acciones de combate.

De esta forma, se confirma el anuncio hecho este miércoles por la Casa Blanca donde se informó que Estados Unidos enviará a Irak a 450 militares. La medida, autorizada por el presidente Barack Obama, comprende el establecimiento de un nuevo centro de entrenamiento en la provincia de Al Anbar con la excusa de “luchar” contra el autodenominado Estado Islámico (EI).

Según el Pentágono, el nuevo contingente “entrenará y asesorará” a las fuerzas iraquíes en una base militar de Taqadum, ubicada en el este de Al Anbar.

Lea también » ¿Quién financia al Estado Islámico?

EN CONTEXTO

Con este nuevo contingente aumenta la presencia de militares estadounidenses en Irak a tres mil 550. En noviembre pasado, Obama también avaló el envío de mil 500 soldados más. La autorización del mandatario incluye la entrega de “equipos esenciales y material” a las tropas iraquíes.

La intervención militar en Irak ha sido uno de los objetivos políticos de EE.UU. durante 12 años para  tomar el control en zonas petroleras y asegurar el abastecimiento energético de su país.

Fue un pretexto acogido por el entonces presidente George W. Bush, tras el ataque contra las Torres Gemelas el 11 septiembre de 2001, para lanzar la operación de “lucha contra el terrorismo” que resultó en un guerra civil.

El DATO: Un informe secreto de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) reveló que EE.UU. apoyó política y militarmente al autodenominado Estado Islámico y las tomas de las ciudades iraquíes Mosul y Ramadi.

LEA TAMBIÉN:

Irak: 12 años bajo el yugo militar de EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.