• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La sesión extraordinaria fue convocada por la ONU, a petición de Rusia y Bolivia.

La sesión extraordinaria fue convocada por la ONU, a petición de Rusia y Bolivia. | Foto: Reuters

Publicado 7 abril 2017

Bolivia mostró su contrariedad ante la decisión unilateral de Estados Unidos de atacar Siria.

El representante permanente de Bolivia ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Sacha Llorenti, afirmó este viernes que el ataque a Siria por parte de Estados Unidos representa una violación "escandalosa" de la carta de la organización.

Durante la sesión extraordinaria del organismo, convocada por el país suramericano junto a Rusia, el representante boliviano manifestó que el ataque "representa una amenaza a la paz y la seguridad", por lo que exhorta a las naciones a respetar la Carta de la ONU. 

>> EE.UU. tenía planeado bombardeo antes de supuesto ataque químico en Siria

Llorenti destacó que, a lo largo de los últimos 50 años, fueron construidos diversos instrumentos de derecho internacional, para "evitar gravísimas brechas de las leyes internacionales", por las violaciones realizadas unilateralmente por diversas potencias.

Asimismo, el funcionario recordó la discusión del consejo sobre las presuntas armas de destrucción masiva que existían en Iraq, las cuales nunca fueron encontradas y sirvieron como excusa para que Estados Unidos interviniera militarmente en el país.

Llorenti apuntó que el Consejo de Seguridad de la ONU es "la última esperanza para garantizar el derecho internacional".

El representante boliviano reiteró que su país condena enérgicamente el uso de armas químicas por ser un hecho "injustificable y criminal" y destacó que los responsables deben ser procesados por ello, por lo que debe iniciarse una investigación.

Respuesta de la comunidad internacional

En el marco de la reunión extraordinaria, los países adoptaron diversas posturas con respecto a los ataques ocurridos en la madrugada del viernes.

De esta manera, Reino Unido señaló directamente a Rusia como responsable del avance del conflicto en Siria, por apoyar al Gobierno soberano de Bashar al Assad, así como también insistió que en Siria debe "echar a andar un verdadero proceso político", del que no formaría parte el presidente sirio, electo por el pueblo.

Por otra parte, las delegaciones rechazaron de forma unánime el uso de armas químicas contra la población civil. Países como Uruguay, Japón y Senegal manifestaron su desaprobación.

Sin embargo, mientras Senegal partió de la misma línea de Bolivia en que era necesario "determinar quién es el responsable de estas acciones", Japón manifestó su respaldo total a Estados Unidos en el ataque a Siria.

Por su parte, China destacó que el bombardeo representa "un paso atrás" en la búsqueda de una salida política del conflicto.

"Lo que ha ocurrido recientemente complica la situación, y debemos permanecer en alerta, seguir criterios uniformes contra las organizaciones terroristas en Siria", señaló el diplomático chino Lui Jieyi durante la sesión, por lo que invitó al organismo internacional a "impulsar toda iniciativa que permita mantener los avances de las negociaciones".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.