• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Estado Islámico se encuentra mayoritariamente en el norte de Libia, donde está el 80 por ciento de las reservas de petróleo del país.

El Estado Islámico se encuentra mayoritariamente en el norte de Libia, donde está el 80 por ciento de las reservas de petróleo del país. | Foto: Reuters

Publicado 18 marzo 2016

El autodenominado Estado Islámico ha comenzado a expandirse no solo por Libia, también en las fronteras de Argelia y Níger donde pretende conformar un “triángulo colombiano".

En Siria comienza a verse una luz de esperanza, pero en Libia la situación se oscurece más. El autodenominado Estado Islámico (EI) comenzó a expandirse ante los ataques que Rusia ha perpetrado en contra del grupo terrorista que ha acabado con la vida de miles de personas en Siria e Iraq.

Los extremistas iniciaron la búsqueda de una nueva base de operaciones en Libia, país donde ya tienen presencia, pero pretenden extenderse en una nación con un Gobierno totalmente debilitado después de que potencias extranjeras intervinieran la nación en el 2011 y cuando asesinaron al líder revolucionario Muammar Al Gadafi quien gobernaba desde 1969.

De acuerdo con un reporte de la agencia de noticias IPS, el Daesh como también se le conoce al EI, busca instalarse en las fronteras de Argelia, Níger y Libia, para así conformar un “triángulo colombiano”, como lo han denominado fuentes locales consultadas por Inter Press.

>> EE.UU. prepara otra intervención militar en Libia

La agencia explica que esta calificación obedece a una asociación que ha marcado la proyección –y también los estereotipos- de Colombia en círculos internacionales,  como un país con parte de su territorio fuera del control del Estado, dominado por carteles de la droga, mafias del contrabando o grupos guerrilleros.

Las zonas que el EI busca ocupar están actualmente controladas por otros grupos extremistas, narcotraficantes y traficantes de armas.

Especialistas resaltan que esa área significa una fuente importante de financiación para el EI, pero no la única, puesto que el petróleo constituye otro importante recurso para obtener ingresos.

A principios del año el grupo extremista extendió su campo de acción  en la región de Sirte, al norte de Libia, donde se albergan las mayores reservas de petróleo del país.

En esa zona, Daesh ejecutó varios ataques y llego incluso a ocupar y controlar refinerías y depósitos de petróleo en dicho territorio y en otras zonas productoras de crudo.

>> ONU constata de nuevo violaciones de derechos humanos en Libia 

No obstante, los terroristas tuvieron que rehacer sus planes iniciales que apuntaban a instalar su nueva base en las regiones ricas en petróleo del norte de Libia, esto debido a las acciones emprendidas por la Organización de las Naciones Unidas para formar un nuevo gobierno de unidad nacional encabezado por el empresario libio Fayyez al Sarraj.

En contexto

Libia es un país que está sumergido en el caos desde 2011 y el EI se está aprovechando de la anarquía para ampliar su base de poder, cada vez más cerca de Europa.

El grupo yihadista está usando al país como una zona estratégica para reclutar a combatientes que, por ahora, no pueden llegar a Siria.

Libia, que cuenta con importantes reservas petroleras, está además sumergida en una cruenta lucha en la que varios grupos armados se disputan el poder.

En la ciudad norteña de Sirte, donde hay gran presencia de los extremistas del EI hay unos mil 500 combatientes que están imponiendo su propia ley, códigos de conducta y vestimenta, segregación en los colegios y el establecimiento de una "policía religiosa".

También han tomado control de la estación de radio estatal, desde donde transmiten discursos de los líderes religiosos de EI.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.