• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El próximo domingo los españoles decidirán en nuevo gobierno.

El próximo domingo los españoles decidirán en nuevo gobierno. | Foto: DEFINANZAS.COM

Publicado 24 junio 2016

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, mediante el brexit, ha provocado un panorama diferente en la región y en España los partidos en pugna aprovechan la situación para influir en los votantes.

En medio de la tensión que ha provocado la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los españoles se enfrentarán el próximo domingo a las elecciones generales, en un clima en el que los partidos tradicionales agitan el miedo contra la izquierda, favorecida en las encuestas.

Los partidos Popular (PP) y Socialista Obrero Español (PSOE) ya no figuran en los conteos con la supremacía que exhibieron durante décadas, por la sacudida provocada en las últimas horas por la salida del Reino Unido del bloque europeo decidida en el referendo conocido como brexit.

Mariano Rajoy, líder del conservador PP, y Pedro Sánchez, del socialdemócrata PSOE, aprovecharon el cataclismo provocado por la decisión británica para arremeter contra Unidos Podemos, coalición entre Izquierda Unida y el emergente Podemos.

Según medios de prensa, observadores expresan que el estallido de la bomba por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE) ha sensibilizado la política de los países de la región, y crea una coyuntura en la cual se introduce el discurso de los candidatos españoles dispuestos a atizar un fuego que puede ser decisivo para modular los resultados en las urnas.

Caída del bipartidismo en las tres últimas elecciones de España

El Gobierno en funciones resalta que esta nueva crisis sorprende a España mejor que en años anteriores y llama a los votantes a que apuesten por la estabilidad, y que la UE debe dejar claro que el euro no se debilita, en lo cual coinciden, además del presidente Rajoy, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Economía Luis de Guindos, quien ha declarado que en estos momentos de tormenta en los mercados en España, "es necesario un gobierno estable, que genere confianza, credibilidad y una agenda económica correcta, porque en caso contrario puede pasar lo que nadie quiere: una desaceleración y la detención del proceso de creación de empleo.

En el otro extremo está el partido Unidos Podemos, al que los resultados del referendo no les beneficia, y sus representantes sostienen no mezclar asuntos internacionales con la campaña.

Las nuevas elecciones ocurren solo 6 meses después de las anteriores, celebradas el 20 de diciembre, y tras el fracaso de las negociaciones entre los partidos para formar gobierno.

España: Elecciones no pondrían fin a la crisis política

En esos comicios por primera vez en más de 30 años, se rompió con el bipartidismo. Desde 1982, el partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se habían estado alternando el poder; sin embargo, los resultados de las últimas elecciones fueron de gran sorpresa, pues irrumpieron en la política de ese país dos nuevas formaciones: Ciudadanos, definida como centro y Podemos, de izquierda.

A pesar de que el gobernante Partido Popular (PP) ganó los comicios pasados con 123 diputados, quedó lejos de los 176 necesarios para formar mayoría y tampoco convenció para pactar a PSOE (90 diputados), ni a Ciudadanos (40), y mucho menos a Podemos (69).

España: Negociaciones para nuevo Gobierno van sin camino claro

Mariano Rajoy declinó someterse al debate de investidura por no tener los apoyos suficientes, y ante esta situación el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tomó la iniciativa y se sometió al debate de investidura, logró un pacto con Ciudadanos, pero la suma de ambos: 90 escaños de los socialistas y 40 de Ciudadanos, tampoco fueron suficientes, y aunque hubo una negociación con Podemos (más a la izquierda) éste rechazó el pacto con Ciudadanos (un partido de centro de corte más liberal) y no dio su apoyo a Sánchez.

En contexto

El sistema español es una monarquía parlamentaria. Los electores votan por sus representantes en el Congreso de Diputados y en el Senado, se renuevan los 350 escaños del Congreso y los 208 asientos de elección directa del Senado y una vez que se constituya el nuevo Parlamento, el jefe del Estado, el rey Felipe VI, propone a un candidato a la presidencia del gobierno, previa consulta con los representantes de los partidos políticos, quien generalmente es el candidato del partido que obtuvo más votos.

Después de un debate de investidura en el Congreso en el que el candidato expone su programa y solicita la confianza de la cámara, los legisladores votan a favor o en contra de su investidura, y si no gana en su primera votación, que requiere de mayoría absoluta de 176 escaños, va a una segunda votación 48 horas después por mayoría simple, más votos favorables que negativos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.