• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Parlamento español quedó disuelto este 3 de mayo.

El Parlamento español quedó disuelto este 3 de mayo. | Foto: EFE

Publicado 3 mayo 2016



El rey Felipe VI disolvió el Parlamento por primera vez tras la instauración de la democracia en España. El monarca español convocó a unas nuevas elecciones para el 26 de junio.

El rey Felipe VI firmó este martes 3 de mayo el decreto de disolución del Parlamento y la convocatoria para nuevas elecciones previstas el próximo 26 de junio, tras la legislatura más corta de la actual etapa democrática de la monarquía parlamentaria española. 

Esta es la primera vez que el rey convoca unos comicios, puesto que el jefe del Ejecutivo (Mariano Rajoy) no puede hacerlo al estar en funciones y carece de competencias plenas desde el pasado 20 de diciembre.

>> El 3 de mayo inicia el nuevo proceso electoral español

Tras la disolución de las Cortes, el presidente del Congreso, Patxi López, dijo “no hemos sabido cumplir el mandato ciudadano de llegar a un acuerdo de mayoría suficiente para formar un gobierno y espero que estos cuatro meses nos hayan servido para entender unas cuantas cosas”.

Patxi López llamó a las agrupaciones políticas a mantener el diálogo como factor de unión entre todas las tendencias y destacó que esta es la única vía posible para formar un Estado. 

De acuerdo con lo establecido por la Constitución de España, si a los dos meses a partir de la primera votación de investidura ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el rey disolverá esta Cámara y el Senado y convocará nuevas elecciones.

El corresponsal de teleSUR en España, Vicent Montagud explicó que tras la firma del decreto de disolución de las Cortes, los diputados y senadores han perdido su condición de parlamentarios, excepto los que forman parte de la llamada Diputación Permanente, quienes tendrán que resolver las cuestiones urgentes para el manejo del Estado.

>Una España sin gobierno podría ir de nuevo a las urnas

Al perder la inmunidad parlamentaria muchos de los legisladores podrían ser juzgados por los tribunales civiles de comprobarse su vinculación en casos de corrupción.

La campaña electoral inicia oficialmente el 10 de julio, sin embargo, ya todas las agrupaciones políticas comenzaron las actividades para pedir el voto de los ciudadanos.

La alianza entre Podemos e Izquierda Unida podría situarlos en el segundo lugar de las elecciones del 26 de junio, solo por detrás del Partido Popular.

Cansancio hacia los políticos

Montagud afirmó que es evidente el cansancio y la desconfianza de los españoles hacia la actual situación política, esto según los recientes datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que señalan que de tres de cada cuatro ciudadanos explican que los dirigentes no se ocupan de la gente y buscan sus intereses personales.

Otro dato de interés indica que 58 por ciento de los encuestados opinan que la situación política es mala o muy mala y muestran una insatisfacción con el funcionamiento del sistema democrático.

El 80 por ciento de los consultados votaría de la misma manera, pero el 15 por ciento reveló que ante la actual crisis política votarán distinto. Estos 15 puntos podrían arrojar alguna sorpresa en las elecciones del 26-J. 

>> España repetirá elecciones por primera vez en su historia

Durante una entrevista para teleSUR, el analista español Carlos Martínez indicó que de repetirse la situación de estancamiento político que llevó a la disolución del Parlamento en cuatro meses, se volvería a repetir todo el proceso hasta lograr la formación de un nuevo gobierno.

Para Martínez, España se encuentra en medio de una transición política, por lo que la formación de un Estado actual sería clave para el futuro del país.

En contexto 

Los resultados de los comicios del 20 de diciembre de 2015 pusieron fin al sistema bipartidista tradicional del país con el avance de Podemos y Ciudadanos. En febrero, el monarca español invitó a Pedro Sánchez a formar un gobierno
Sánchez logró un acuerdo con Ciudadanos pero no pudo convencer al partido Podemos para que se le uniera o le permitiera gobernar.
En los primeros días del mes de marzo, Sánchez perdió los dos votos de confianza en el Parlamento y las posteriores conversaciones con Podemos derivaron más en animosidad que en consenso.
Por ley, ante la falta de gobierno, el rey tuvo que disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones para el 26 de junio.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.