• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Agentes de la Guardia Civil arrestan a una docena de altos cargos catalanes y registran los departamentos de Economía, de Exteriores, de Trabajo y Asuntos Sociales y de Gobernación.

Agentes de la Guardia Civil arrestan a una docena de altos cargos catalanes y registran los departamentos de Economía, de Exteriores, de Trabajo y Asuntos Sociales y de Gobernación. | Foto: EFE

Publicado 20 septiembre 2017

"Saque sus sucias manos de las instituciones catalañas" le dijo al presidente de España, el diputado de izquierda Gabriel Rufián, en pleno hemiciclo. 

Un total de 14 altos cargos de Cataluña fueron detenidos este miércoles durante el macropertivo policial realizado por el Gobierno Español en esa ciudad, para recabar indicios sobre el referendo del 1 de octubre, recientemente suspendido por el Tribunal Consitucional. 

La acusación que se les imputa es de prevaricación, es decir "faltar conscientemente (un funcionario) a los deberes de su cargo, al tomar una decisión, o dictar una esolución injusta, con plena conciencia de su injusticia".

Los operativos, ordenados por un juez de Barcelona tienen como objetivo buscar evidencias de delito para pagar los gastos de tamaña consulta. Entre los detenidos figuran Josep Maria Jové Llado, Oriol Junqueras, Josue Sallent Riva, Xavier Puig Farré, Josep Maria Salvado Tenesa.

A las 08H00 (hora local) la Policía ingresó a diversos edificios de la Generalidad de Cataluña​​​ (en catalán: Generalitat de Catalunya),​ el sistema institucional con el que se organiza políticamente la comunidad autónoma deCataluña en España.

Como por ejemplo, las consejerías de Economía, de Exteriores, de Asuntos Sociales y Gobernación, y de Administraciones Públicas.

Ante los hechos, el presidente catalán, Carles Puigdemont, llamó un gabinete de crisis en el Palau de la Generalitat para resolver la situación. 

Asimismo, miles de personas concentraron a las afueras de la Concerjería de Ecomomía, en apoyo a su derecho a votar y participar de la consulta pública del próximo primero de octubre, y en rechazo a las medidas adoptadas en las últimas asemanas por Mariano Rajoy, presidente de España.

 

 

Este último, fue quien recibió la mayor cantidad de críticas, no sólo en las calles, con los gritos de los manifestantes, sino tambipen en el Congreso del país, durante la sesión de control de la mañana de este miércoles 20.

El joven diputado de ERC (Izquierda Republicana de Cataluña), Gabriel Rufián, tomó la palabra para acusar a Rajoy de estar deteniendo a las autoridades catalanas "simplemente por sus ideas". Asimismo, le pidió y exigió al mandatario que "saque sus sucias manos de las instituciones catalanas".

"Sepa tanto usted como sus lacayos, que por cada uno de nosotros, por cada uno que detenga, hay cientos que están dispuestos a hacerlo (el referendo)", aseguró Rufián, agregando que "esta ya no es una lucha por lod derecos naconales de catañuña sino por los derechos civiles de todos", antes de retirarse del lugar en compañía de otros legisladores de ERC.

Poco después, los diputados del PDeCAT (Partido Demócrata Europeo Catalán) también abandonaron el hemiciclo, acusando la "ocupación de facto" de las instituciones catalanas por parte de la Guardia Civil y acusando a Rajoy y al fiscal general de ser "conscientes de las profundas heridas que este intento de humillación de la sociedad catalana va a provocar".

Carles Campuzano, dirigente del PDeCAT, aseguró que "la detención de altos cargos de la Generalitat supone cruzar todos los límites que pueden permitir una salida política de la cuestión catalana. (...) El atropello que se está produciendo necesita una respuesta", afirmó.

De esta manera, los manifestantes permanecen fuera de la Consejería de la Economía, a tan sólo días del 1 de octubre y tras semanas de tensión y resistencia por parte del pueblo de Cataluña, quienes ante los hechos de hoy acusan uan dictadura.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.