• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rajoy no se ha mostrado intranquilo con la situación social que afecta a millones de pensionados.

Rajoy no se ha mostrado intranquilo con la situación social que afecta a millones de pensionados. | Foto: EFE

Publicado 24 agosto 2015

El nuevo programa de empleos conlleva a una reducción de salarios y aumento de las bonificaciones valiéndose de la reducción del horario laboral.

El programa de aumento de puestos de trabajo en España, presentado por el presidente, Mariano Rajoy, puede ser un daño colateral, al influir negativamente en los ingresos por cotizaciones, que ponen en peligro el número de personas que deben gozar de los beneficios de la jubilación.

La cotización media en Fondo de Reserva, conocida también como la “hucha de las pensiones” (depósito o ahorro de las pensiones), se situó en la primera mitad de 2014 en tres mil 023 euros, mientras que este año bajó a 2.952 euros.

Lea también: Gobierno español asistirá menos a los desempleados 

El número de afiliados a este fondo apenas creció un 0,8 por ciento en 2014, en comparación con 2013 al pasar de 16.927.722, a 16.404.270 en relación a esos dos años.

La raíz de este fenómeno es que el nuevo programa de empleos conlleva a una reducción de salarios y aumento de las bonificaciones valiéndose de la reducción del horario laboral.

La reducción del horario laboral que de forma pragmática podría percibirse como dos empleos, en realidad se traduce como si fuese un solo trabajo de 40 horas.

La Encuesta de Población Activa (EPA), presentada por Rajoy el pasado mes, refleja que en el primer trimestre de 2015 se registraron 17.454.800 de ocupados, lo que supone medio millón más que entre enero y marzo de 2014.

En cambio, el aumento de las horas de trabajo apenas equivalió en ese periodo a sólo 310 mil jornadas completas.

A pesar de haber manifestado “muy tranquilo” con la situación, Rajoy no ha tomado en cuenta los más de 41 mil millones de euros que se ha tomado de la “hucha”, esperando que para 2016 se tomen 6 mil millones más, lo que se traduce en un desequilibrio para quienes se jubilen dentro de diez años.

La posible solución del mandatario español, es que se sigan cancelando las jubilaciones con cotización social y por ende, aumentar los impuestos para que dichos fondos cancelen la viudez y la orfandad en el país.

Lea también: Campaña electoral en Cataluña comenzará el 11 de septiembre

En contexto

La tasa de desempleo bajó a 22,37 por ciento en el segundo trimestre del año 2015.
Sin embargo, el Gobierno español ha reducido hasta 21,7 por ciento la partida presupuestaria para los que aún siguen sin trabajo. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.