• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Erdogan calificó el fallido golpe de Estado militar de un "crimen claro de traición".

Erdogan calificó el fallido golpe de Estado militar de un "crimen claro de traición". | Foto: Reuters

Publicado 18 julio 2016

"Los turcos quieren restablecer la pena de muerte tras tantos atentados", aseveró el mandatario en referencia a los responsables del golpe de Estado fallido.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo este lunes que aprobaría el restablecimiento de la pena de muerte si la medida fuera apoyada en el Parlamento.

Durante una entrevista al canal estadounidense CNN, Erdogan aseguró que el intento de golpe de Estado militar es "crimen claro de traición".

El mandatario turco aseveró que los ciudadanos turcos quieren que los organizadores del golpe militar sean castigados con la pena de muerte. "El pueblo ahora, tras tantos incidentes terroristas, cree que estos terroristas deberían morir ".

Agregó: "¿Por qué tengo que mantenerlos y alimentarlos en cárceles durante años?".

Balance del intento de golpe

Más de 7 mil 500 personas se encuentran detenidas tras el fallido golpe de Estado en Turquía, perpetrado el pasado viernes 15 de julio, informó el primer ministro de ese país, Binali Yildirim.

Entre los detenidos están 6 mil militares, 100 policías, 755 jueces y fiscales, y un total de 650 civiles.

De  acuerdo al último balance, han fallecido 208 personas que se resistieron al golpe, entre ellos, tres soldados, 60 policías y 145 civiles. Entretanto, unas mil 491 personas resultaron heridas

Asimismo, el funcionario detalló que 24 soldados golpistas murieron y 50 resultaron con lesiones, al tiempo que reiteró su denuncia contra el predicador Fetulá Gulen, a quien señalan de autor intelectual de la intentona.

En contexto

La noche del viernes 15 de julio, un grupo de militares intentó tomar el poder en Turquía bajo la justificación de la promesa de restablecer el orden constitucional y el Estado de Derecho de la nación. Para los golpistas, con Erdogan reina el autoritarismo, los derechos humanos son pisoteados con regularidad y el Estado se vuelve cada vez menos secular. 

El presidente Erdogan declaró que la “minoría” de militares opuestos a la unidad nacional seguían órdenes del clérigo Fetulá Gulen, exiliado en EE.UU. Sin embargo, desde Pensilvania, Gulen ha negado su participación en los hechos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.