• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 21 diciembre 2015

Parlamentarios que abogan por la Ley de Semillas ante la Asamblea Nacional (AN) afirman que esta ley garantizará la producción de alimentos y dará paso a un modelo de país ecosocialista.

El proyecto de la Ley de Semillas de Venezuela que se encuentra en discusión en el Parlamento de ese país suramericano, favorecerá la producción de alimentos en esa nación para abrir paso a la transición de un modelo ecosocialista, informó este martes el ministro para Ecosocialismo y Agua, Guillermo Barreto, reseñó AVN.

El proceso de discusión de la ley continuará este martes, aunado a que ya ha sido debatida por más de un año con los productores, colectivos involucrados con la producción agrícola, estudiantes y académicos, con el fin de crear una ley que ampare al campesinado.

"Cuando nosotros garantizamos que nuestros campesinos, que nuestras campesinas, protejan la semilla que tienen, ahí está la base de la alimentación. Cuando nosotros logremos reconocer eso, que es lo que hace la Ley de Semillas, reconocer esa semilla y protegerla de la patente y de la agroindustria, que la va a desaparecer, nosotros estamos asegurando la alimentación del futuro", expresó Barreto en un programa de televisión transmitido por el canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV).

Lee: AN venezolana sigue sesionando para frenar a la derecha

El ministro destacó la legitimidad del proyecto legislativo, que se fundamenta en el artículo 305 de la Constitución Nacional, el cual establece que el Estado debe fomentar la agricultura sustentable para el desarrollo rural integral, para garantizar la seguridad alimentaria.

Abogan por la transición a un “modelo ecosocialista, aislado de los intereses mercantilistas, de la naturaleza que protege la vida del campesino”, afirmó Barreto.

Destacó la prohibición de semillas transgénicas en el país, debido a que "está demostrado, que no ha resuelto el tema de la alimentación", así como evitará que las grandes corporaciones tengan el poder del sector agroalimentario.

Ante ese panorama, Barreto manifestó que los diputados de derecha en la Asamblea Nacional (AN), se resisten a la aprobación de la norma, debido a que "el negocio de la agroindustria es uno de los más poderosos del mundo y genera mucha ganancia, que por supuesto, hay intereses vinculados con estas grandes corporaciones", con el fin de afectar al campesinado.

El proyecto de la Ley de Semillas fue elaborado por los actores inmiscuidos en la producción agrícola en 2013 y aprobado en primera discusión en 2014.
Posteriormente, la Comisión de Finanzas inició la consulta pública del proyecto de ley, y luego fue aprobada en segunda discusión.


Comentarios
1
Comentarios
Bueno
Nota sin comentarios populares.