• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los otros menores, entre 7 y 13 años, fueron asesinados bajo el mismo patrón. (Foto: La Prensa)

    Los otros menores, entre 7 y 13 años, fueron asesinados bajo el mismo patrón. (Foto: La Prensa)

Publicado 8 mayo 2014

Una cadena de asesinatos en Honduras se ha cobrado la vida de nueve menores de edad desde el mes de abril. A Luis Fernando Álvarez (17 años) lo ultimaron bajo el mismo patrón que asesinaron a ocho niños más en la ciudad de San Pedro Sula (noroeste).

El joven se convirtió en la novena víctima de la ola de crímenes que se ha desatado en los dos últimos meses en contra de menores que residen en la colonia La Pradera de esta ciudad. En el hecho resultó herido otro menor que también reside en ese lugar, quien está interno en un centro asistencial de la ciudad y fuera de peligro.

Los nueve infantes fueron secuestrados en La Pradera por individuos que los subieron por la fuerza a vehículos y se los llevaron para luego matarlos en las cañeras y otros sitios solitarios donde dejaron sus cuerpos.

Mensaje de los asesinos

Las autoridades policiales informaron que sobre el cadáver de Luis Fernando dejaron un mensaje en un pedazo de cartulina que decía: “La 18 no mata menores”. Una pariente dijo que a Luis Fernando lo obligaron a escribir el rótulo, porque esa era su letra.

Parientes del joven asesinado declararon a los medios que no se explican porque lo mataron de esa manera, pues era un niño sano que se dedicaba a sus estudios y después de cumplir con sus obligaciones colegiales se iba a ayudarle a su papá quien se dedica a realizar trabajos de soldadura.

“No queremos que manchen el nombre de Luis Fernando porque era un jovencito sano dedicado a sus estudios y a trabajar”, dijeron.

Menores asesinados

Con Luis Fernando ya suman nueve los niños residentes en el sector de La Pradera que han sido ultimados bajo las mismas circunstancias. Entre las víctimas figuran Carlos Iván Merlo (11); Luis Edgardo Hernández Argueta (13); Keneth Castellanos (7); y Antony Castellanos (13). Los dos últimos eran hermanos.

El jefe regional de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (Fusina), Quintín Juárez, dijo que investigan el posible vínculo de la muerte del menor Luis Fernando Álvarez con los otros crímenes de niños que residían en la misma colonia.

Por su parte, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, aseguró que se castigará con todo el peso de la ley a los autores materiales de la masacre de los menores asesinados.

“Es algo que indigna e incomoda mucho, pero demos el espacio a los operadores de justicia para que trabajen en la investigación de ese tema. Lo que ustedes no deben de tener duda es que dónde sea que estén y se muevan estos individuos, ahí los vamos a ir a agarrar, esto no se quedará impune”, aseguró el mandatario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.