• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La desaparición de los tres jóvenes ocurre dos meses después de descubrirse que funcionarios de la policía estatal entregaron a cinco jóvenes al crimen organizado.

La desaparición de los tres jóvenes ocurre dos meses después de descubrirse que funcionarios de la policía estatal entregaron a cinco jóvenes al crimen organizado. | Foto: El Siglo de Torreón

Publicado 26 marzo 2016





En Veracruz, México, familiares de los jóvenes desaparecidos manifestaron que las patrullas policiales se los llevaran presos. La Fiscalía General abrió un proceso de averiguación.

En México la Fiscalía General del estado de Veracruz (FGE) inició averiguaciones por la desaparición de tres jóvenes en Papantla el pasado 19 de marzo.

>> Padres de los 43 normalistas desaparecidos se niegan al olvido

Según sus familiares, en las desapariciones de Noé Martínez López, Alberto Uriel Pérez Cruz y Luis Humberto Morales participaron efectivos de la policía municipal, quienes obligaron a los jóvenes a subir a las patrullas e hicieron que se cubrieran el rostro con sus playeras.

 


Solo los padres de dos de los jóvenes formalizaron la denuncia. El padre de Noé Martínez no efectuó denuncia porque admitió que "es común que su hijo desaparezca por días".

>> Violencia en México cobra vida de 18 personas en asueto

Entre tanto, la madre de Alberto Uriel Pérez Cruz, Blanca Ninfa Cruz, manifestó que su hijo fue detenido cuando circulaba en su taxi, y aunque el vehículo se encuentra en manos del Ministerio Público, el dueño no aparece.

Humberto Morales, padre del joven Luis Humberto Morales, por su parte, denunció que el joven fue detenido por policías y que hasta la fecha no se sabe nada de él.

Tras las pruebas periciales, la FGE logró determinar que efectivamente se realizaron actos ilícitos en una de las patrullas que se reportaron en la denuncia de desaparición de los jóvenes.

>> Padres de Ayotzinapa no quieren dinero del Estado sino justicia

En contexto

Los hechos ocurridos el pasado 19 de marzo ocurrieron en el municipio de Papantla, cuna de la cultura indígena totonaca asentada en el norte del estado de Veracruz.

La desaparición de los tres jóvenes ocurrió dos meses después de que se descubriera que policías estatales entregaron a cinco jóvenes al crimen organizado en el municipio de Tierra Blanca.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.