• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La manifestación respondió a un plan orquestado previamente por la oposición ecuatoriana para desestabilizar la nación.

La manifestación respondió a un plan orquestado previamente por la oposición ecuatoriana para desestabilizar la nación. | Foto: El Telegrafo

Publicado 26 junio 2015

Habitantes de diversas comunidades en Guayaquil aseguran que les prometieron dinero a cambio de asistir este jueves a la manifestación convocada por la oposición ecuatoriana.

Para garantizar la asistencia de las personas a la marcha en Guayaquil contra el Gobierno del presidente de Ecuador, Rafael Correa, la oposición ofreció 30 dólares por manifestante.

Este jueves la oposición ecuatoriana marchó en protesta contra el proyecto de ley de Herencias y Plusvalías propuesto por el Gobierno ecuatoriano, el cual ya fue retirado temporalmente por el mandatario. 

Vea→ Ecuador: el pueblo realiza vigilias en apoyo a Correa

Miles de manifestante acudieron a la marcha promovida principalmente por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, líder visible de la oposición en esa nación. Sin embargo, la acogida a esta manifestación respondió a un plan orquestado previamente con el pago de 30 dólares, según algunos ciudadanos.

Gabriel Suárez, un residente local, reveló que a su casa llegó un dirigente de su comunidad para ofrecerle 20 dólares para que asistiera a la avenida 9 de Octubre, lugar conde se concentrarían los manifestantes.

"Me pidieron que lleve a tres personas más y allí me daban el dinero en el centro. Había varias personas con la camisa del partido de Jimmy Jairala (Centro Democrático). Pero era gente disfrazada. Me di cuenta. Qué voy a apoyar a Nebot si todavía no nos arregla la calle", enfatizó.

Lea también → Ecuador: alcalde critica al Gobierno sin presentar propuestas

Pero este no fue un caso aislado. También a Jean Carlo Franco, vecino de otra comunidad, le prometieron 30 dólares si asistía a la convocatoria, en la que le darían una bandera, una camiseta y luego del acto le pagarían la cantidad.

Mientras tanto, Javier Macías se mostró indeciso ante la propuesta de dinero. “En la última marcha me dieron un hot-dog y una cola. La medida por la que van a protestar afecta solo a la gente con dinero. Si voy, iré pero a relajarme”.

La protesta de la oposición ecuatoriana contó con un gran despliegue tecnológico: cuatro grúas, pantallas gigantes, cámaras, generadores de energía y torres de telecomunicaciones para garantizar la transmisión de datos durante el acto. 

EN CONTEXTO

La marcha se produjo luego de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiterara que existe un golpe de Estado en marcha y que la oposición de ese país suramericano orquestó planes desestabilizadores en las protestas que se llevaron a cabo el jueves en Quito y Guayaquil.

Los sectores de la ultraderecha han utilizado como argumento la Ley de Herencia y la Ley contra la Plusvalía, promovidas por el Ejecutivo, para intentar alterar el orden social y constitucional de la nación ecuatoriana mediante protestas violentas.

Vea→ Ecuador, el 1% frente a la democracia


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.