• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El diplomático venezolano informó que los violentos fueron finalmente desalojados y las 100 personas retenidas pudieron salir del lugar

El diplomático venezolano informó que los violentos fueron finalmente desalojados y las 100 personas retenidas pudieron salir del lugar | Foto: @AC_isback

Publicado 11 mayo 2017

"Estamos secuestrados" y una turba violenta de manifestantes de la derecha venezolana y española impide nuestra salida de la sede, denunció el diplomático venezolano, Mario Isea. 

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, denunció que grupos de extrema derecha española y venezolana roderon la sede de la Embajada de Venezuela en Madrid, capital española.

Tras varias horas de asedio, el diplomático informó que los violentos fueron desalojados y las 100 personas asistentes al evento y retenidas en la sede diplomática pudieron salir del edificio con dignidad. 

"Desde tempranas horas se instaló frente a la embajada un piquete violento y advertimos al Gobierno español para que se responsabilizara por la seguridad de la embajada y de los diplomáticos", afirmó Isea que pidió al Ministro del Interior y al presidente de España, Mariano Rajoy, "desalojar a los violentos de la sede".

Isea declaró que tuvo lugar en Madrid una visita celebrada por la ONG Víctimas de las Guarimbas y el Golpe Continuado.

 

Durante el evento la organización Víctimas de las Guarimbas presentó un informe en el área cultural de la Embajada de Venezuela en Madrid, donde se congregaron cerca de 100 personas. 

"Esto parece un episodio de violencia franquista o pinochetista. No puede ser que no se permita que se expresen a quienes no piensen como los opositores violentos" de Venezuela, dijo el diplomático en un contacto con teleSUR.

La ciudadana española Carmen Domínguez denunció: "Nosotros vamos a manifestarnos en la acera de enfrente de la Embajada de Madrid y nos echan a patadas pero la policía no hace nada contra estos fascistas venezolanos. Esto es un secuestro".

El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, aseguró que no aceptarían "ningún tipo de corredor de la vergüenza", rechazando así la propuesta de un funcionario de la policía española que planteo sacar a las 100 personas retenidas por una orilla de la acera.

Al acto en la sede cultural de la embajada de Venezuela en España asistieron la alcaldesa de Madrid, así como asociaciones de derechos humanos, comunicadores sociales, estudiantes universitarios y familiares de las víctimas de las guarimbas ocurridas en el 2014 en Caracas, Venezuela.

"Hubo un bombardeo de amenazas contra la integridad de nuestra sede diplomática por redes y medios", denunció Isea y añadió: "La ONG Víctimas de las Guarimbas convocaron un acto para presentar su informe donde denuncian la invisibilización de las víctimas y como se juega políticamente con ellas".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.