• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El nuevo titular del Ejecutivo ocupaba el cargo de ministro de Comunicaciones.

El nuevo titular del Ejecutivo ocupaba el cargo de ministro de Comunicaciones. | Foto: Reuters

Publicado 14 septiembre 2015

El nuevo jefe de Gobierno será el sucesor de Tony Abbott, quien estaba en el cargo desde el 18 de septiembre de 2013. 

Los parlamentarios del Partido Liberal de Australia han votado por un nuevo líder que asuma el puesto del Primer Ministro. Se trata de Malcolm Turnbull, quien era el ministro de Comunicaciones y ahora reemplazará a Tony Abbott.

Turnbull obtuvo 54 votos, mientras que Abbott ha recibido 44, según anunció Scott Buchholz, encargado de los procedimientos disciplinarios de esa formación política, en una rueda de prensa ofrecida en Canberra (capital).

De esta forma, Turnbull se ha convertido en el líder del partido gobernante y próximamente tomará posesión del cargo de jefe del Gobierno, por lo que se espera que está misma semana presente a su nuevo gabinete.

Este lunes, dos de los principales ministros de Australia, la titular de Exteriores, Julie Bishop, y el de Comunicaciones, Malcolm Turnbull, pidieron la renuncia de Abbott.

Según Turnbull, el jefe de Ejecutivo no había sido “capaz de lograr el liderazgo económico, ni de proporcionar la confianza económica que necesita el sector de los negocios".

Abbott se vio obligado a convocar esta votación de urgencia tras la dimisiones. Turnbull le retó a renovar la confianza en el seno del partido luego de que diversos sondeos arrojaran una considerable pérdida de confianza entre la opinión pública australiana y auguraran malos resultados en las elecciones parciales que se celebrará la próxima semana en una división electoral.

Lea también→ Oposición australiana promueve ley de matrimonio igualitario

De interés
En 2009, Abbott le arrebató a Turnbull el liderazgo de los liberales cuando estaban en la oposición. 
En 2010,   el primer ministro laborista Kevin  Rudd , perdió el cargo y las riendas de su partido en una moción de censura, colocando al Gobierno australiano en jaque.
El cargo le fue arrebatado por Julia Gillard, a quien Rudd respondió con la misma moneda tres años después, justo antes de perder las elecciones ante Abbott en 2013.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.