• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 2 abril 2016



El analista político, Luis Celis, apuntó que el uribismo debe decidir si expresarse en el foro político o seguir recurriendo a las fuerzas paramilitares para seguir haciéndose escuchar. 

En Colombia actualmente se vive confrontación entre fuerzas políticas vinculadas al paramilitarismo encabezado por el uribismo, que se oponen al acuerdo de paz, según lo explica el analista político Luis Celis. 

>> Aumenta a 5 la cifra de muertos por paro armado en Colombia 

Celis explicó que el uribismo ciertamente tiene una variante democrática y civilista, en "apariencia", que se ha manifestado a través de movimientos y manifestaciones.

El analista insiste en que la otra variante del uribismo es la criminal, que ha aplicado una "barbarie sistemática", que ha dejado incluso fuerzas policiales muertas, apuntó Celis en referencia a los últimos acontecimientos sobre el paro armado que ha emprendido el Clan Úsuga y que ha dejado al menos 5 muertos. 

>> Colombia: Paro armado del Clan Úsuga deja dos efectivos muertos

Por su parte, la periodista de teleSUR, Lorena Hoyos, informó que diversos líderes sociales han manifestado su preocupación sobre el paro armado que se extenderá todo este fin de semana. 

La corresponsal especificó que en el departamento de Bolívar los ciudadanos han indicado que han sido los mismos paramilitares quienes los han obligado a marchar en contra de las políticas de paz emprendidas por el Gobierno colombiano. 

De acuerdo con lo informado por Hoyos, los colombianos que han incumplido con este paro ha sido víctimas de hechos violentos.

Mientras que Celis señaló que estos hechos solo develan que hay una fuerza armada, que aún se encuentra activa, que se opone y que se siente amenazada con las negociaciones de paz emprendidas.

Desde la perspectiva del analista, el reto para el uribismo pues es decidir si desligarse de una vez por toda de las fuerzas paramilitares o si, por el contrario, seguir una política de complacencia con estos grupos armados.

"El uribismo tiene una fuerza que se expresa en la democracia y una fuerza que se expresa en la criminalidad, y esta última habrá que enfrentarla con el Estado Social de Derecho", apuntó Celis.

No hay tratamiento político para Clan Úsuga

La corresponsal de teleSUR en Colombia informó que muchos sectores estaban de acuerdo con el tratamiento de Juan Manuel Santos a esta situación, quien ofreció una alta recompensa para quienes entreguen a los responsables del Clan Úsuga y además expresó que "no tendrá tratamiento político".

Pero, sin embargo, se quejaron de que el líder del Poder Ejecutivo no tratara el tema de fondo: que aún siguen activos grupos paramilitares.

>> Policía Nacional de Colombia abate a capo del Clan Úsuga

Incluso, Hoyos recalcó que durante varias semanas previo al paro se denunció la presencia de hombres armados con brasaletes y con armas de alto alcance, pero las autoridades no actuaron.

A este respecto, el analista Celis coincidió con la decisión de Juan Manuel Santos porque para él hay sectores activos en el paramilitarismo que quieren buscar negociando política, "pero esta negociación ya se hizo".

Recordó que estas negociaciones han sido "generosas" puesto que quienes se han entregado solo han cumplido de 8 a 5 años de cárcel, no se les ha exigido el retorno de las tierras despojadas y tampoco ha habido un tratamiento pleno de la verdad de los hechos.

>> Santos no ofrecerá trato político a bandas criminales 

"El mensaje que está mandando el presidente Santos es el correcto, aquí ya hubo una oportunidad y lo que queda ahora es la Fuerza del Estado o el sometimiento de la ley", concluyó.

Para el analista político que reconoce que en Colombia se está buscando la paz, es necesario que esta incluya reformas y ampliación de la democracia, porque la muerte de los más de 30 líderes políticos en los últimos tres meses pone en evidencia que es una "democracia formal" que pide a gritos "garantías" y transformaciones. "Es a eso a lo que se le opone el uribismo", agregó.

En Contexto

El Clan Úsuga inició paro armado por 48 horas en los departamentos de Antioquia, Bolívar y Sucre, noroeste del país.

El paro armado del Clan Úsuga, la principal banda criminal de Colombia, busca impedir la libre circulación en las vías y detener la actividad comercial en la región del Urabá, zona de influencia del grupo también conocido como Los Urabeños o Autodefensas Gaitanistas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.