• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Familiares de las víctimas asumen el indulto como un acto de impunidad contra la sentencia y las víctimas de Fujimori.

Familiares de las víctimas asumen el indulto como un acto de impunidad contra la sentencia y las víctimas de Fujimori. | Foto: elclarin.com

Publicado 11 enero 2018

El dictador Alberto Fujimori llega al poder durante la crisis económica de Perú representando un cambio para el pueblo, pero se convierte rápidamente en uno de los peores régimen dictatoriales conocidos en el mundo.

En 1990, durante una de las crisis sociales y económicas más grave de Perú, Alberto Fujimori asume el mandato del país. Al principio logró disminuir la inseguridad, combatir el terrorismo y la crisis económica, aspectos que sus simpatizantes recuerdan y por ello apoyan su indulto. Pero, sus detractores y víctimas de sus crímenes enfatizan que su mandato, en dos años, se convirtió en una de las peores dictaduras de Perú y el mundo.

Pese a sus primeros decretos positivo, el mandato de Fujimori estuvo marcado por la corrupción, políticas totalitarista, persecuciones y matanzas como la de Barrio Alto y La Cauntaura. Crímenes por los cuales fue condenado a 25 años de prisión.

Foto: Reuters.

La disminución de la inseguridad y el terrorismo en Perú en la década de 1900,  se logró en base a más violencia, subversión, represión y corrupción, explicó el abogado defensor de las víctimas del caso de Cauntaura y Barrios Altos, Carlos Rivera, en entrevista para teleSUR.

¿Cuál fue el precio de las políticas de Fujimori?

Fujimori alcanzó el poder de manera constitucional, pero en 1992 transformó su Gobierno en un régimen totalitarista por un autogolpe de Estado con el que consigue controlar la violencia mediante la represión y autoritarismo en los poblados rurales y populares, ocasionando cientos de muertes injustificadas.

"Fujimori ingresa luego del desastre económico, político y constitucional del mandato de Alan García, y restablece la economía, sin duda alguna esto costó literalmente sangre, sudor y lagrimas al país", indicó Rivera.

Foto: Archivo

Asimismo, agregó que aunque Fujimori logró controlar el terrorismo de la época, provocado por algunos grupos, "los métodos que utilizó para combatirlo, tiene algunas objeciones", pese a lo que afirman sus simpatizantes.

"Fujimori pervirtió los poderes institucionales que le valió la impunidad de sus crímenes, pervirtió los medios de comunicación y utilizó estrategias y campañas políticas para mantener el apoyo de sus seguidores para convertirse en uno de los Gobiernos más corruptos de América Latina", subrayó el también defensor de los Derechos Humanos.

El precio de esas políticas  fue sumamente alto económica y socialmente, "costó cientos de millones de soles para la perversión del sistema judicial (...) para imponer un gobierno de mano dura, económico y social", que determinó los momentos más infelices de la República, bajo uno de los regímenes más corruptos de la historia, apuntó Rivera.

Fujimoristas, un pueblo sin memoria

Para el abogado peruano Carlos Rivera los dos primeros años del mandato de Fujimori antes de convertirse en una plena dictadura, es la base de quienes defienden al dictador peruano. 

Los Fujimoristas aceptan el cese del terrorismo que terminó rápidamente con la captura y asesinato del líder del grupo insurgente que existían en la época,  Abimael Guzmán. Sin embargo, esto dio paso a la violencia injustificada y asedios en las zonas ya liberadas con el instaurado paramilitarismo.

Foto: larepublica.pe

Rivera explicó que la disminución de los índices de la inseguridad y el terrorismo corresponde sólo a que combatieron el terrorismo con más violencia a través de sistemas de inteligencia donde las víctimas eran previamente seleccionadas.

Asimismo, apuntó que los simpatizantes del diactor desconocen a las víctimas de crímenes de lesa humanidad, pese a que el Estado peruano lleva juicios sobre los casos de esterilización forzada, discriminación y matanzas lideradas por Fujimori.

¿Qué representa el indulto? 

Familiares de las víctimas de la dictadura consideran como una burla y traición el indulto a Fujimori, concedido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien había firmado un compromiso para no otorgar ese beneficio.

"Me causa preocupación que el Gobierno no entienda la magnitud del daño de la decisión política que ha tomado con respecto al indulto, entonces estaríamos frente a un gobierno sordo y ciego", afirmó Gisela Ortiz, hermana de un joven estudiante asesinado en la matanza de la Universidad de Cauntaura.

"No solo es la culminación de esta farsa (el indulto) sino una burla a la necesidad de los peruanos por la reconciliación que pasa por el respeto a las sentencias, por la consideración con las víctimas", afirmó Ortiz.

Por su parte, Norma Méndez, madre de la periodista Melissa Alfaro, quien fue víctima de un ataque por una carta bomba por protestar contra la dictadura, responsabiliza a Fujimori.

>> Los crímenes de Fujimori


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.