• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras la celebración eucarística, Francisco portó entre sus brazos al Niño Jesús y lo llevó en procesión hasta el Nacimiento, instalado en la basílica vaticana.

Tras la celebración eucarística, Francisco portó entre sus brazos al Niño Jesús y lo llevó en procesión hasta el Nacimiento, instalado en la basílica vaticana. | Foto: EFE

Publicado 24 diciembre 2015

El papa envió un mensaje claro esta Navidad: ser sencillos y bondadosos con el prójimo en un mundo donde prevalece el consumo y los placeres.

El papa Francisco reflexionó este jueves durante una misa de navidad, la importancia de demostrar un comportamiento sobrio y sencillo, con una crítica a la sociedad de consumo y la indiferencia.

“En una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Cristo nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante”, reflexionó durante su tercera Misa de Gallo como Sumo Pontífice desde su elección el 13 de marzo de 2013, en la que da inicio a los ritos de la Navidad.

Los niños que participaron procedieron de países que el papa ha visitado o visitará: Kenya, Uganda, Filipinas, EE.UU., y México, a donde Bergoglio viajará del 12 al 18 de febrero.

 

En su mensaje, analizó que en mundo “duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda” y también “poner en práctica la voluntad de Dios”.

La indiferencia entre los semejantes también fue un punto clave para exhortar a la sociedad a orar por un mundo “lleno de piedad, empatía, compasión, misericordia”.

Navidad: de la tradición al consumismo

Aseguró que Cristo enseña a los fieles católicos “lo que es verdaderamente importante” en la vida que es ser sencillo y bondadoso con el prójimo.

El papa se asomará este viernes al balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro del Vaticano para leer su mensaje de Navidad e impartir la bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad y al mundo) a los miles de fieles que se acerquen a escucharle. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.