• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"En vez de contrarrestar las interpretaciones negativas de la diferencia sexual, que mortifican su validez irreductible para la dignidad humana, se quiere cancelar de hecho esta diferencia", dijo el papa Francisco.

"En vez de contrarrestar las interpretaciones negativas de la diferencia sexual, que mortifican su validez irreductible para la dignidad humana, se quiere cancelar de hecho esta diferencia", dijo el papa Francisco. | Foto: AP

Publicado 5 octubre 2017

Para el sumo pontífice un “un nuevo comienzo debe ser escrito en el ethos de los pueblos y esto puede hacerlo una renovada cultura de la identidad y la diferencia”.

El papa Francisco defendió este jueves la igualdad de género en un discurso dirigido a los miembros de la Pontificia Academia para la Vida. 

"Un nuevo comienzo debe ser escrito en el ethos de los pueblos y esto puede hacerlo una renovada cultura de identidad y la diferencia", enfatizó el papa Francisco durante su discurso. 

Aseveró que "la alianza entre hombre y mujer está llamada a tomar en sus manos la conducción de toda sociedad" y agregó que estos no solo deben "hablarse de amor" sino también aliarse. 

>> Papa Francisco pide denunciar violación a derechos de empleados

Para el sumo pontífice la alianza entre hombres y mujeres se encuentra "sellada por la unión de amor, personal y fecundada, que "signa el camino de la transmisión de la vida a través del matrimonio y la familia, pero va más allá y deben tomar en sus manos la conducción de toda la sociedad". 

Francisco considera que los hombres y mujeres sufren el impacto de una revolución cultural en la que la "iglesia debe realizar su parte" y "reconocer honestamente los retrasos y faltas". 

Indicó que el mundo entero tiene la responsabilidad desde distintos aspectos como la cultura, la política, el trabajo, la economía  y la iglesia, para crear una mejor sociedad y respeto hacia las diferencias. 

>> Papa lanza campaña a favor de los migrantes y refugiados

El papa aseguró que "las formas de subordinación que signaron tristemente la historia de las mujeres deben ser definitivamente abandonadas".

"En vez de contrarrestar las interpretaciones negativas de la diferencia sexual, que mortifican su validez irreductible para la dignidad humana, se quiere cancelar de hecho esta diferencia", aseveró.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.