• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De acuerdo a HispanTV, las tropas sirias comenzaron estas operaciones tras la celebración de Eid al-Fitr, para reforzar la seguridad. (foto: Archivo)

De acuerdo a HispanTV, las tropas sirias comenzaron estas operaciones tras la celebración de Eid al-Fitr, para reforzar la seguridad. (foto: Archivo)

Publicado 7 mayo 2014

El cacao ecuatoriano clonado, al que al principio la industria internacional marginó por su acidez, actualmente conquista a los chocolateros a nivel internacional y sobresale en los mercados del grano.

La producción de esta variedad de cacao se quintuplicó entre 2005 y 2013, según cifras oficiales. Solo el año pasado de doscientas cinco mil toneladas de cacao que exportó Ecuador, uno de los líderes internacionales del sector, la mitad correspondió al CCN-51. Ecuador desde hace más de dos siglos exporta esta semilla, principalmente a Europa, fábrica del mejor chocolate del mundo.

El creador del CCN-51(Colección Castro Naranjal), nombre bajo el cual se conoce la semilla, fue el agrónomo ecuatoriano Homero Castro en 1965, mientras buscaba la manera de combatir las plagas que azotaban los cultivos de cacao tradicional y tras un injerto de varias cepas de Iquitos (ecuatoriano-peruana, 45,4 por ciento), Criollo (Amazonia, 22,2 por ciento) y Amelonado (Ghana y Centroamérica, 21,5 por ciento), surgió un clon resistente a los males.

La industria chocolatera tiene un "salvador"

"El CCN-51 se está convirtiendo en el salvador de la industria del chocolate y va a generar un boom para el desarrollo agropecuario ecuatoriano", señaló Vincent Zeller, tercer exportador de cacao de Ecuador detrás de las multinacionales Nestlé y la estadounidense Transmar, quien menciono que "es el único sostenible en el mundo y en una década" va a dominar la producción local.

Los productores del CCN-51 desestiman esas críticas, ya que la consideran tabla salvadora de un mercado que busca cubrir el déficit mundial, que fue de ciento setenta y cuatro mil toneladas en 2013, según la Organización Internacional del Cacao.

Aunque el CCN-51 es muy demandado, aún es reprobado por los cacaoteros tradicionales por su sabor ácido, sin embargo,los cultivadores de la semilla descubrieron la forma de contrarrestar el sabor. Zeller, acotó que el cacao clonado tiene un "sabor elegante y más manteca que se derrite bien en la boca".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.