• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Vaticano considera una traición revelar información privada para intentar cuestionar a la Santa Sede.

El Vaticano considera una traición revelar información privada para intentar cuestionar a la Santa Sede. | Foto: Archivo.

Publicado 3 noviembre 2015

Dos personas fueron detenidas por presuntamente haber sustraído información de carácter privado para luego revelarla a medios de comunicación de Italia

Con el nombre de Vatileaks II los medios de prensa comienzan a bautizar el caso de una nueva filtración de documentos confidenciales de la Santa Sede, por la cual el Vaticano confirmó la detención de dos miembros de una comisión creada por el Papa Francisco.

Se trata del sacerdote español Lucio Angel Vallejo y la experta italiana en redes sociales Francesca Chaouqui, quienes pertenecían al grupo formado en 2013 para la reforma económico-administrativa de la Curia Romana.

Vallejo y Chaouqui habrían sustraído información de carácter privado para luego revelarla a medios de comunicación de Italia, hecho establecido como delito según la ley IX del Estado Vaticano promulgada en los primeros meses del actual Sumo Pontífice.

En el caso de Chaouqui, fue liberada por la inexistencia de razones evidentes para mantenerla bajo custodia y debido a su cooperación con la investigación.

Según el departamento de prensa de la máxima institución eclesiástica, el presente caso filtraría datos sobre las cuentas de el Vaticano y de personas designadas por el Papa para reformar las finanzas.

 

Lea también: Papa Francisco llegará a México el 12 febrero de 2016

De igual forma, el organismo católico desestimó la posible publicación es los próximos días de dos libros que presuntamente reúnen secretos financieros de la institución. “Esto sería una traición a la confianza depositada en ciertos individuos por el Papa".

"Publicaciones de ese tipo no contribuyen de ninguna manera a la claridad y la verdad, sino más bien a la confusión y aparición de interpretaciones parcializadas", indicó del departamento de prensa. 

Estas nuevas filtraciones podrían despertar aún más las especulaciones sobre supuestas intrigas en el seno de la Iglesia católica contra las reformas pastorales y administrativas que impulsa el Sumo Pontífice contra los sectores más conservadores.

Lea también: La Iglesia católica tras la sombra de los escándalos


 

Lea también: Vaticanos desmiente que el Papa tenga un tumor cerebral

En contexto:
Vatileaks fue el nombre que se le dio al escándalo que se registró en el Vaticano tras el robo y filtración de documentos reservados de Benedicto XVI en el año 2012 y por el cual Paolo Gabriele, mayordomo del entonces Sumo Pontífice, fue condenado a 18 meses de prisión.
En enero de 2012, la televisión italiana La 7 publicó unas cartas enviadas al Papa por parte del nuncio de EE.UU. y ex secretario general del Gobierno de la Ciudad del Vaticano, Carlo Maria Viganó, donde denunciaba la “corrupción, prevaricación y mala gestión” en la administración vaticana.
Este hecho constituye uno de los diferentes cuestionamientos que se realizan algunos sectores a la iglesia católica por su vinculación con el lavado de dinero, la pederastia y la falta de credibilidad.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.