• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 23 mayo 2015

Peregrinos se concentraron en las afueras de la catedral de San Salvador a tan solo horas de la ceremonia donde el Monseñor Óscar Arnulfo Romero será declarado beato.

Miles de fieles católicos participaron este viernes en la celebración de una misa y vigilia en visperas de la ceremonia de beatificación del Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Pese a la lluvia que cayó en horas de la noche, los peregrinos acudieron con paraguas a gritar a viva voz consignas como "se ve, se siente, Romero está presente" o "que viva monseñor Romero, el Santo de América".

La homilía se celebró en las afueras de la catedral de San Salvador, en cuya cripta reposan los restos del arzobispo.

"Es una vigilia que comenzó hace 35 años, llega a su culminación como apertura de otro: de bendiciones. Está sangre no ha sido en vano", expresó el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, proveniente de Honduras y quien fue el encargado de oficiar la misa.

Visite el especial web: Monseñor Romero

Por otro lado, en el redondel Constitución de la capital salvadoreña también se realizó una concentración desde donde salió una procesión de luz hasta la plaza del Divino Salvador, lugar donde se llevarán a cabo los actos de la beatificación.

Tras el recorrido, muchos peregrinos encendieron velas e iniciaron una vigilia que durará hasta la madrugada de este sábado.

EN CONTEXTO

La ceremonia de beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero se realizará desde las primeras horas de la mañana de este sábado comenzando con una gran caminata que irá de este a oeste de San Salvador, abarcando un espacio de 4,7 kilómetros.

EL DATO

El camino a la beatificación comenzó a partir del 24 de marzo de 1990, cuando se introdujo la Causa de Canonización de Monseñor Romero, por todas las circunstancias mártires que tuvo su vida y muerte. No obstante, fue con la llegada de Jorge Bergoglio (Papa Francisco) al Vaticano en 2013, cuando se aceleró el proceso de beatificación, 34 años después del asesinato del obispo.

Romero, quien fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 a la edad de 24 años, fue un incansable luchador por los derechos humanos, abría las puertas de la Iglesia a los campesinos desplazados, realizó denuncias de la violencia militar y fue asesinado en marzo de 1980 para callar su voz en pro de esta lucha. 

LEA TAMBIÉN:

Minuto a Minuto: Beatificación de Monseñor Romero

El Salvador: Todo listo para beatificación de Monseñor Romero


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.