• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Sánchez Cerén busca acercarse al movimiento de la Unidad para conformar una nueva base política que asegure la victoria y de continuidad a su proyecto político (Foto:FMLN.org.sv)

    Sánchez Cerén busca acercarse al movimiento de la Unidad para conformar una nueva base política que asegure la victoria y de continuidad a su proyecto político (Foto:FMLN.org.sv)

Publicado 5 febrero 2014

Las dos fórmulas presidenciales que se disputaron la primera vuelta de la que resultó ganador el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén, seguido de su contendiente de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, han apostado por negociar políticas para conseguir el triunfo definitivo el próximo 9 de marzo.

La estrategia de Sánchez Cerén se basa en conformar alianzas políticas, la coalición de las fuerzas del FMLN con las del movimiento Unidad, es tarea de su asesor Óscar Ortiz en busca de un acuerdo con las cúpulas.

El partido de izquierda pretende consolidar la unión de las fuerzas políticas para ganar terreno y ratificar la victoria de los salvadoreños que han estado cinco años en constante desarrollo con las políticas del presidente Mauricio Funes, en materia social, educativa, de trabajo y salud, llegando hasta las familias de menos recursos en el país.

Por su parte, Norman Quijano y René Portillo Cuadra, han centrado sus esfuerzos en los votantes de dicha coalición, que estuvo integrada por partidos centro-derechistas. La meta lograr atraer la mayor cantidad de votos de los 305 mil 294 que obtuvo la Unidad.

La derecha salvadoreña espera que el FMLN entre en declive a causa de la violencia, el miedo, la pobreza que muestran a través de campañas mediáticas para incitar a la abstención, según lo analizado por algunos expertos.

Por otro lado, el FMLN busca relacionarse con el colectivo del expresidente Elías Antonio Saca apoyado por la Unidad, y que de acuerdo con Sánchez Cerén, “gracias a la participación del exmandatario fue que Unidad logró ese caudal de votos el pasado domingo”.

“Quien llevó a ese nivel de votación de Unidad es un líder, y ese líder es el expresidente Saca, por eso es que nosotros vamos a buscarlo a él directamente para conversar con él y también ahí vamos a informarle que vamos a conversar con otros actores de partidos”, agregó Sánchez Cerén.

La alianza que busca el candidato de izquierda, va más allá de la elección presidencial. Sánchez Cerén reconoce que “el país necesita al bloque de Unidad”, incluso de cara a las elecciones de alcaldes y diputados del próximo año.

Agregó que la“Unidad tiene más posibilidades en unas elecciones para 2015, para garantizar gobernabilidad en la Asamblea Legislativa y en todo el país”.

En ese sentido, Sánchez Cerén está convencido que generar más espacios para las diferentes fuerzas políticas asegura el triunfo del FMLN por tanto del pueblo salvadoreño, aunque aclaró que “busca absorber la identidad política del movimiento Unidad, que es de derecha”.

En otro ámbito, el partido ARENA  buscará conquistar en campaña electoral la mayor cantidad de electores que el 2 de febrero le dieron su voto al Partido Salvadoreño Progresista (PSP) y a Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS).

“Estamos en la búsqueda de un gran acuerdo nacional, no solamente con actores políticos sino que con todos los sectores de la vida nacionales con los cuales podamos compartir principios, valores y que realmente estén compenetrados en la realidad de la situación del país”, dijo Quijano quien tampoco descarta un acercamiento con la Unidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.