• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las hermanas de la sociedad Maryknoll tendrían como misión apoyar a los más afectados durante la Guerra Civil de la década de 1980.

Las hermanas de la sociedad Maryknoll tendrían como misión apoyar a los más afectados durante la Guerra Civil de la década de 1980. | Foto: youtube.com

Publicado 2 diciembre 2015

Organizaciones sociales salvadoreñas exigen que se reabra el caso para buscar a los responsables de este y otros crímenes cometidos durante la Guerra Civil.

El pueblo salvadoreño reclama hoy justicia tras cumplirse 35 años del asesinato de las cuatro hermanas religiosas de la sociedad Maryknoll, durante la Guerra Civil que enfrentó la nación en la década de los años 80.

Las monjas Ita Ford, Maura Clarke, Dorothy Kazel y Laica Jean Donovan, llegaron al país centroamericano aquel 2 de diciembre de 1980, para apoyar a las víctimas de un conflicto represivo que duró cerca de 12 años.

 

 

Lea también: El Salvador, la industria del miedo fundada por Hernández Martínez

En dato:
Las hermanas pertenecían a la sociedad Maryknoll, una congregación apostólica - católica y mayoritariamente estadounidense fundada en 1910 y dedicada al ministerio misionero en el extranjero, especialmente en países azotados por Guerras Civiles y conflictos armados.

Tras su arribo al aeropuerto Internacional en Comalapa, las misioneras fueron secuestradas por miembros de la Guardia Nacional para luego ser ultrajadas y confinadas a la muerte en un lugar aislado donde fueron encontradas con síntomas de tortura.

 

A casi cuatro décadas de este cruel crimen, aún se buscan a los responsables y se exige que no sea olvidado como otros asesinatos que fueron ejecutados durante la época y que se mantienen en la impunidad.

En ese sentido, Claire White, hija del embajador de EE.UU en El Salvador durante la guerra viene defendiendo el legado de su padre quien denunció en muchas oportunidades el hecho, aunque no le alcanzó la vida para ver llegar a la justicia.

Lea también:El FMLN es el principal defensor del pueblo salvadoreño

“Estoy conmovida de estar frente a este monumento  donde exigimos justicia por estas cuatro jóvenes religiosas, y el esclarecimiento este crimen tan brutal, sin olvidar las más de 70 mil personas que fueron desaparecidas o asesinadas el conflicto” aseveró.

Por su parte, el procurador salvadoreño David Morales, afirmó que hasta la fecha el Estado ha faltado a la investigación de los responsables que ordenaron y efectuaron las ejecuciones  de las religiosas.

 

“La Fiscalía General de la República debe cumplir su papel de abrir una investigación y así evitar continuar abonando a la impunidad existente en el país”, apuntó.

Lea también: 26 años de la gran ofensiva militar del FMLN en El Salvador

En contexto:
El Senado estadounidense aprobó el 14 de noviembre del 2007 una resolución que solicitó al Gobierno salvadoreño, investigar el asesinato de las cuatro Monjas Mariknoll.
Los autores intelectuales que dieron la orden para llevar a cabo el asesinato no han sido juzgados hasta el momento, debido a que son protegidos por una Ley de Amnistía.
En el año 2000, Vildes Casanova y José Guillermo García, Jefe de la Guardia Nacional y Ministro de Defensa del El Salvador en 1980, respectivamente, fueron acusados por el hecho aunque posteriormente sería absueltos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.