• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Bolivia, Evo Morales, asumió la presidencia hace una década con la presentación de una propuesta de renovación y de gobierno social y popular.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, asumió la presidencia hace una década con la presentación de una propuesta de renovación y de gobierno social y popular. | Foto: Archivo

Publicado 18 febrero 2016

Con el Sí, Bolivia garantiza el cumplimiento del programa Gobierno Bicentenario. 

En Bolivia finalizó el proselitismo de las agrupaciones o movimientos de ciudadanos que participaron en las campañas por el Sí  y el No de cara al referendo constitucional que se va a realizar el próximo domingo.

De ganar el Sí, el futuro de Bolivia se verá garantizado con el cumplimiento del programa Gobierno Bicentenario implementado por Evo Morales durante la Revolución Cultural e Indígena que ya cumplió una década. 

Con este proceso se plantea modificar la constitución para habilitar las candidaturas del actual presidente boliviano, Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García por un periodo más (2020 - 2025).

Morales indicó que la oposición de derecha carece de un proyecto de país, ya que -a su juicio- no plantea un debate ideológico ni programático. "Solo dicen mentiras. No tienen argumentos", insistió.

Por esta razón, el dignatario exhortó a "refrescar la memoria", y recordó las consecuencias de las políticas neoliberales y programas de privatización de empresas y recursos naturales implementados por gobiernos de derecha que vivió la nación andina hasta el 2005.

Morales afirmó que votar por el Sí durante la consulta popular del domingo, equivale a apostar por el desarrollo e industrialización de Bolivia en la próxima década.

Los logros políticos, económicos y sociales de Bolivia se han venido cosechando desde el año 2006 tras la elección por mayoría del 53,74 por ciento de los votos en diciembre de 2005, el jefe indígena de la etnia  Aymara y actual jefe de estado Evo Morales prometió cambio e inclusión, así como eliminar la pobreza.

En su primera gestión nacionalizó los hidrocarburos y declaró “el fin del saqueo de los recursos bolivianos”, impulsó la alfabetización y redujo su salario y el de sus ministros. 

Para  el 2008 Bolivia registró el mayor crecimiento económico en tres décadas (6,2 por ciento) y pasó a ser un país de ingresos medios. Seguidamente en el 2009 se aprobó la nueva Carta Magna del país, elaborada por una Asamblea Constituyente de 255 legisladores de mayoría oficialista. En diciembre del mismo año, Evo Morales fue reelecto (2009 – 2014) con 64,22 por ciento de apoyo, consolidando su liderazgo en el país suramericano; el proceso de elección registró un récord de participación de 89,2 por ciento.


Bolivia entra en una etapa de bonanza económica, registra elevados ingresos por concepto de exportaciones, fortalece la moneda nacional con inversiones en bolivianos y las reservas internacionales alcanzaron 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). La tasa de crecimiento promedió 5,1 por ciento entre 2006 y 2014.

Además, el país de más de 10 millones de habitantes observa indicadores sociales significativos. Esto garantiza el futuro y es visto por analistas como una buena señal de avance si el Gobierno de Morales continúa.

Reforzar la economía de su país a través de las nacionalizaciones y la modernización de alto nivel, fue clave para la refundación del país sudamericano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.