• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • "Es tan importante sentirse cuidados y acompañados, sentirse queridos y saber que están buscando la mejor manera de cuidarnos, por todas esas personas digo: Gracias", dijo el Papa.

    "Es tan importante sentirse cuidados y acompañados, sentirse queridos y saber que están buscando la mejor manera de cuidarnos, por todas esas personas digo: Gracias", dijo el Papa. | Foto: AP

  • La niña Luz Elena Martínez es paciente del hospital infantil "Federico Gómez", en Ciudad de México, que visitó el papa Francisco este domingo.

    La niña Luz Elena Martínez es paciente del hospital infantil "Federico Gómez", en Ciudad de México, que visitó el papa Francisco este domingo. | Foto: EFE

Publicado 14 febrero 2016

Francisco resaltó la importancia de sentirse cuidados y acompañados. Agradeció a todos los que se encargan de cuidar a los enfermos.

El papa Francisco visitó este domingo un hospital infantil en Ciudad de México y destacó lo importante que es la "cariñoterapia" como medicina para la vida y como cura para cualquier enfermedad. 

“Quiero pedirle a Dios que los bendiga, los acompañe a ustedes y a sus familias, a todas las personas que trabajan en esta casa y buscan que esas sonrisas sigan creciendo cada día. A todas las personas que no sólo con medicamentos sino que con “la cariñoterapia” ayudan a que este tiempo sea vivido con mayor alegría”, agregó.

 

Durante el emotivo encuentro con niños, familiares y personal médico del hospital pediátrico Federico Gómez, se sacó fotos con ellos, les dejó autógrafos, rosarios y palabras que guardarán en el corazón. “¿Estás mejor?,  le preguntó a uno de ellos con un gesto de ternura.

Las mejores fotos del papa Francisco en México

Francisco recordó que Jesús provocó en Simeón dos cosas: un sentimiento de agradecimiento y las ganas de bendecir. “Simeón es el «abuelo» que nos enseña esas dos actitudes fundamentales”, indicó.

“Yo acá (y no sólo por la edad) me siento muy cercano a estas dos enseñanzas de Simeón. Por un lado, al cruzar esa puerta y ver sus ojos, sus sonrisas, sus rostros generó ganas de dar gracias. Gracias por el cariño que tienen en recibirme; gracias por ver el cariño con que se los cuida y acompaña. Gracias por el esfuerzo de tantos que están haciendo lo mejor para que puedan recuperarse rápido”, expresó.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.