• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Chavo del Ocho se convirtió en un ícono de la televisión latinoamericana.

El Chavo del Ocho se convirtió en un ícono de la televisión latinoamericana. | Foto: Foto Referencial

Publicado 20 junio 2016

El 20 de junio de 1971 se transmitió por primera vez "El Chavo del Ocho", programa que con el pasar de los años se convertiría en un referente de la televisión y cultura latinoamericana.

Hace exactamente 45 años salió al aire el primer programa “El Chavo del Ocho”, que se convirtió en un ícono cultural por su crítica y denuncia de la realidad de la sociedad latinoamericana.

El conocido programa era producido por Televisión Independiente de México (más tarde, Televisa) y protagonizada por el productor y escritor Roberto Gómez Bolaños (Chespirito). “El Chavo del Ocho” trataba de las travesuras de un grupo de niños (interpretados por adultos) en una vecindad de México.

>> El Chavo: orden y vecindad

El Chavo, era un niño huérfano que vivía en un barril en el patio y que siempre estaba haciendo travesuras con sus amigos Quico (interpretado por Carlos Villagrán) y La Chilindrina (María Antonieta de las Nieves).

Estas travesuras terminaban siempre disgustando a los adultos, quienes eran interpetrados por Don Ramón (Ramón Valdés) y Doña Florinda (Florinda Meza).

Roberto Gómez Bolaños consideró que el público al que iba dirigido 'El Chavo del Ocho' era adulto. Sin embargo, el show pronto se convirtió en un hábito para grandes y pequeños.

En 1973, el conocido programa era transmitido por varios países de Latinoamérica y tenía altos índices de audiencia. Se estima que en 1975  alcanzó a más de 350 millones de telespectadores que lo veían cada semana. 

>> Fallece el famoso “Profesor Jirafales”

Con frases como “es que no me tienen paciencia”, “bueno, pero no te enojes”, o la mítica “fue sin querer queriendo”, el 'Chavo del Ocho' se coló hace 45 años convirtiéndose en un referente cultural de generaciones. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.